Comentarios 8 Temporada

"A propósito de Elly"

Por O Montón - 14 de Junio, 2010, 9:44, Categoría: Comentarios 8 Temporada

Tertulia de Cine “El Séptimo”

63ª TERTULIA: “A propósito de Elly” de Asghar FarhadiDespués de residir durante años en Alemania, Ahmad decide pasar unos días en Irán, su país natal. Sus antiguos amigos y compañeros de universidad organizan una estancia de tres días a orillas del mar Caspio. Sepideh, una mujer de carácter alegre, se ocupa de la organización. Sin consultar a los demás, ha decidido invitar a Elly, la joven maestra de su hija. El segundo día, cuando todo parecía ir de maravilla, ocurre algo y Elly desaparece. La alegría y la armonía se volatilizan. Surgen las especulaciones, los amigos se preguntan por qué se ha ido.

El director iraní, Asghar Farhadi, ha obtenido el Oso de Plata al mejor director 2009. En una entrevista afirma:”Teniendo en cuenta la madurez de los espectadores actuales, un director no puede limitarse a imponerles un conjunto de ideas preconcebidas a través de una película. La obra, más que afirmar una visión del mundo, debe convertirse en un espacio que invite al espectador a seguir una reflexión personal, dejando atrás el estatuto de consumidor para pasar al de creador de pensamientos”.

Y efectivamente te hace pensar. Disfrazando la película de una felicidad falsa e impostada y con un cambio sutil en la iluminación (de pronto se nubla, todo se vuelve gris), una planificación de repente más crispada (cámara al hombro), la violencia se desencadena. Primero en una presión psicológica para posteriormente desembocar en la agresión física al sospechar que se oculta algo (“me ha hecho que la pegue”). Desde el momento de la desaparición la muerte planea, no sabes que elegir. El director juega con el espectador, ¿está viva pero es una irresponsable, o es una heroína por intentar salvar al niño pero está muerta?. Y todo en un paisaje que se trasforma en un espacio limitado y claustrofóbico en contrapunto con el  vasto océano.

La desaparición de Elly, la intrusa que parecería que iba a ser la protagonista, replantea la trama, reorganiza la relación entre los personajes y sigue siendo la protagonista en forma de ausencia. El director utiliza a Elly como bisagra para dividir la película, para reformular el tono de un relato, que, de repente, se torna oscuro e inquietante. Todo salta por los aires.

Es una película sobre el poder de la ausencia. Sobre la capacidad de un ausente, de una presencia ausente de extraer de nosotros lo mejor y lo peor. Parece un ensayo sobre la condición humana. La incertidumbre y el pánico van dejando paso a los enjuiciamientos sobre Elly. La tensión aflora entre los personajes revelando la red de mentiras y ocultaciones que la desaparición de Elly saca a la luz.

La desaparición de Elly, aparte de suponer una lección magistral sobre cómo alargar el sentimiento de angustia, va a marcar un antes y un después en la vida de los personajes. Todo ello administrado con la suficiente inteligencia para permitir al público meterse de lleno en los diversos dilemas morales planteados a lo largo del proceso para hallar la verdad. El miedo trasforma a las personas. La tensión torna el amor en reproche, la culpa flagela la conciencia de Sepide y la convierte en un despojo humano, ante la estupefacta mirada de los demás, sabedora de que hay datos sobre la desaparecida que solo ella conoce y que no debe revelar. La cultura no elimina los prejuicios, y ahora que ella no está, surgen las preguntas, como en “El Ángel Exterminador” de Buñuel, los personajes parecen empujados por una fuerza que los retiene en la casa. Más que la amistad, es la desconfianza lo que los mantiene unidos, la convivencia se convierte en una condena y se lanzan la pelota de la culpa unos a otros, sobre todo cuando entra en escena el novio de Elly. Sepideh es la  encarnación de la aflicción, pero también del remordimiento y la dignidad ¿la trata de salvar de la cárcel con la mentira?. Lo que arranca como comedia desemboca en un drama existencial y una aguda  crítica social.

La ausencia de libertad de una mujer que quiere salir de una relación. Lo que la lleva a ir clandestinamente, sin decir la verdad. El director nos lleva a pensar mal de ella por no verla muerta, mejor que sea una irresponsable.

La ausencia de confianza de los hombres respecto a sus mujeres. El marido de Sepideh no la cree, hasta pegarla. Pero ella misma miente, es la enredadora, la celestina, la invita sabiendo que es ilegal y la retiene, lo que la hace sentirse culpable.

La culpa circula pero al ponerse en juego la muerte ésta pasa a segundo plano al recaer la culpa sobre Elly. No hay elaboración entre ellos y el novio ya no la quiere por trasgredir una norma. Con la muerte se entierra la verdad, “echar tierra en este asunto”, Como a los muertos y  a los ausentes.

 “A propósito de Elly” saca a la luz la representación del tejido social iraní. La película lo retrata como mucho más inestable de lo que Ahmadinejad pueda haber percibido, dado que ha pasado la censura. Dice J. A. Miller en “Cosas de finura”: “La mentira es uno de los nombres de la represión, mientras que la verdad es lo que sanciona el levantamiento de una represión”.

Os esperamos el próximo viernes 18.

Olga Montón

correo: elseptimo@egrupos.net

 

 

 

 

Las viudas de los jueves

Por Graciela Sobral - 9 de Abril, 2010, 9:50, Categoría: Comentarios 8 Temporada

LAS VIUDAS DE LOS JUEVES

 

Producida entre España y Argentina, "Las viudas de los jueves" adapta para el cine una de las novelas más exitosas de la escritora chilena Claudia Piñeiro. La película ha sido dirigida por Marcelo Piñeyro (El método, Cenizas del paraíso) como una reflexión, en clave de thriller, sobre las clases sociales que aplauden las políticas causantes de la decadencia.

El reparto, como la historia, resulta bastante coral. Ernesto Alterio es un abogado que no se atreve a decirle a su mujer que lo han despedido; Juan Diego Botto, un joven empresario con un gran secreto; Pablo Echarri (Plata quemada), el vecino más popular de la urbanización; y Leonardo Sbaraglia, un tipo desocupado que se ha convertido en un peligroso observador. El elenco femenino está compuesto por actrices que, en su mayoría, encaran su primer papel importante. Es el caso de Gloria Carrá, Ana Celentano, Gabriela Toscano y Juana Viale.

“Las viudas de los jueves” relata una tragedia en un tono que no es trágico.

La película, que muestra de entrada la escena final, es un intento de explicación sobre cómo y por qué se llega a ese final, a esa solución inesperada.

El drama colectivo ocurre en el escenario de una urbanización de lujo (country), con el telón de fondo de la gran crisis económica, social y moral que padeció Argentina en 2001.

Cuenta el ascenso social y económico de unas familias y su caída con el llamado “corralito”. Dentro de la vida de la urbanización, la película perfila cuatro familias, más precisamente cuatro matrimonios y algunos de sus hijos. Se trata de personas que parecen vivir en unas eternas vacaciones, pero ese mundo ficticio se fragmenta por distintas líneas de fisura hasta que finalmente se quiebra. Una de ellas es la que produce la propia crisis económica, otra la muestra la peligrosa desorientación que padece la generación de los hijos, también abocados a la destrucción.

Frente a la catástrofe, aparecen distintas salidas, distintas soluciones.

Se trata de una película interesante, que aborda cuestiones actuales y ofrece muchos temas para el debate. 

 

Os esperamos el próximo viernes 16 en el Café Isadora a las 18hs

Up in the

Por Mirta García - 1 de Marzo, 2010, 10:23, Categoría: Comentarios 8 Temporada

                 

 

 

                                        UP IN THE AIR  (2009)

 

 

 

 

Up in the air es el tercer largometraje de Jason Reitman. Este joven director canadiense había ya debutado en el mundo del cine con Gracias por fumar y Juno.

 

En esta ocasión es director y co-guionista. Ha obtenido en  los Globos de Oro, el premio al mejor guión. Basada en la novela de Walter Kirn  reflexiona sobre la sociedad contemporánea.

 

Para Reitman, su película retrata los inconvenientes de un mundo globalizado en el que cada vez existe menos trato humano, pero también la desesperada situación laboral de muchos trabajadores en plena recesión mundial.

 

Jacques Alain Miller y¨Éric Laurent en su libro “El Otro que no existe y sus comités de ética” dicen que “si la civilización antigua implicaba ocuparse del esclavo, la nuestra supone angustiar metódicamente al asalariado”.

 

Considero que es un buen retrato de la época. Haciendo uso del género de la comedia, hace una crítica interesante al capitalismo salvaje en el que estamos inmersos. Se trata de la vida de un experto en recortes de empleo que se dedica a viajar por los Estados Unidos y cuya labor es ir despidiendo empleados. A la vez esta empresa interesada en reducir costos, solicita los servicios de otra experta que propone realizar los despidos a través de una videocámara.

 

También señala el encuentro que Ryan (George Clooney) en sus múltiples desplazamientos, tiene con una mujer (Vera Farmiga) con la que surge desde el primer momento una relación de mutua seducción. Encuentros que se suceden y hacen mella en el exitoso hombre de negocios que hasta el momento se jactaba de ser feliz, libre de todo afecto y cuyo objetivo de su vida era obtener el premio por alcanzar los diez millones de millas viajadas.

 

Se vanagloria de volar más de trescientos días al año, relata lo aburrido que es para él, los pocos días que permanece en tierra. Pero el encuentro con esta mujer, lo conmueve. Decide ir a visitarla y ahí nos sorprendemos cuando comprobamos que ella está felizmente casada y con hijos. Ante la puerta de su casa, oímos cuando su marido le pregunta quién es, y ella dice que es alguien que está perdido.

 

Sí perdido; en múltiples aeropuertos, diferentes hoteles, coches de alquiler y conferencias que va dando en los diferentes lugares tratando de transmitir que lo mejor es estar siempre ligero y libre de compromisos, sin lazos que nos vinculen.

.

Aquí el director nos muestra como en esta época también han mutado las relaciones entre los hombres y las mujeres, siendo antaño la posición de ella más típicamente masculina.

A raíz de este desencuentro, ella le comenta que nunca le había prometido nada y que en realidad esta relación que mantenía con él, la apartaba de la diaria rutina.

Aquí él realmente se encuentra dividido, fracturado y ya no es capaz de continuar dando sus conferencias vacías de contenido.

 

La afamada joven exitosa tampoco  sale indemne. Cuando comprueba que una de las trabajadoras lleva al acto, aquellas palabras que pronunció en el momento de ser despedida; renuncia al trabajo. Se despide enviando un sms, a su vez su novio también la abandona a través de un sms.

 

Este mundo organizado por el discurso científico y su correlato, el discurso tecnológico, ha introducido cambios sustanciales que afectan a nuestra subjetividad.

 

Es interesante la sátira que el director desarrolla ante la proliferación de objetos tecnológicos que el mercado nos ofrece sin parar. Y cómo el uso de ellos, nos alejan cada vez más de nuestros semejantes. En un mundo que nos ofrece cantidad de artilugios para supuestamente estar más conectados, paradójicamente estamos más solos que nunca.

 

En una de las entrevistas realizadas a Reitman, éste comenta:  creo que el hombre moderno sufre mucho por culpa de la incomunicación. Esto me resulta muy paradójico porque estamos más conectados que nunca, a través de las redes sociales, como facebook y twitter, que me gusta mucho, ya que lo uso habitualmente. Y todos llevamos el móvil a todas partes. Y sin embargo, a pesar de esta falsa impresión de estar acompañado, hay gente que se siente más sola que nunca.  Puedes recibir mil mensajes en  facebook, pero eso nunca será lo mismo que la posibilidad de mirar a alguien a los ojos directamente.

 

Como comentaba al principio, vale la pena verla, desde el punto de vista exclusivamente cinematográfico no es una gran película, pero sí refleja con ironía y agudeza la época que vivimos.

Mirta Garcia Iglesias

Buscando a Eric

Por Mirta García - 24 de Enero, 2010, 20:16, Categoría: Comentarios 8 Temporada

BUSCANDO A ERIC (Ken Loach, 2009)

 

 

Buscando a Eric, último film del cineasta inglés Ken Loach, surge a partir de una llamada del famoso ex futbolista del Manchester United, Eric Cantoná. Este estaba interesado en producir una película que reflejara su peculiar relación con los seguidores del histórico club. Loach y su guionista Paul Laverty, compañeros de trabajo durante muchos años y ambos aficionados al fútbol; aceptan el reto.

El producto es una cinta simpática, con toques de humor, agradable de ver, pero que considero una producción que no está al nivel de otros filmes más sólidos de este conocido director, tales como Agenda oculta, Lloviendo piedras, Tierra y Libertad, El viento que agita la cebada, entre otros.

Como es habitual en su filmografía, son las clases más desfavorecidas su punto de mira. .

Sin dejar de lado la temática social que siempre muestra en sus trabajos, esta vez da un giro y nos ofrece una comedia dramática. Relata  en esta ocasión la vida de un cartero de clase social baja de la ciudad de Manchester que padece una profunda depresión desde hace años. Ha dejado a su primera mujer de la cual siempre estuvo enamorado y actualmente vive con los hijos de su segunda mujer, la cual lo ha abandonado.

Su gris existencia transcurre entre el trabajo, los amigos, los porros, el alcohol y obviamente el fútbol. Su profundo malestar le impide observar lo que ocurre en su entorno familiar, teniendo en cuenta que se ha hecho cargo de los dos hijos adolescentes de su segundo matrimonio.

Ante esta situación, sus compañeros de trabajo deciden ayudarlo. Recurren para ello a libros de autoayuda, dejando entrever que son fieles seguidores de los mismos. A pesar de ello, Eric que así también se llama el protagonista, sigue padeciendo ataques de pánico.

Admirador incondicional del futbolista Eric Cantoná, cuyo póster de tamaño natural destaca omnipresente en su habitación;  decepcionado y luego de haber intentado un suicidio, comienza a dialogar con su ídolo. Recurre Loach a una especie de realismo mágico y Eric Cantoná se convierte en una especie de psicólogo particular que guiará con consejos y charlas a nuestro protagonista.

El film tiene momentos álgidos cuando recurre a documentales de partidos del Manchester donde la actuación de Cantoná es sublime. Es un canto a la amistad, a la solidaridad, y  señala cuán importante y necesario es a veces contar con un grupo de buenos amigos. Es por la vía del amor que este hombre logra reconducir su frustrada vida.

No quiero desvelar el argumento del film, porque quizás hay algunos todavía que no han logrado verla, ya tendremos ocasión de debatirla el próximo viernes 15 en nuestro entrañable café Isadora.

 

 

 Mirta García Iglesias

 

 

"El secreto de sus ojos"

Por Julia Gutierrez - 16 de Noviembre, 2009, 16:08, Categoría: Comentarios 8 Temporada

"EL SECRETO DE SUS OJOS". Campanella.

Por Julia Gutierrez

El fútbol, el alcohol, el amor, la amistad o las historias de personajes atravesados por lo que sucede en una Argentina devorada por la dictadura que cree que "no puede contar sólo con los buenos para agarrar a tanto exaltados como hay en la calle". Se puede cambiar de lugar, de cara... pero "no se puede cambiar de pasión". Las pasiones insisten y vuelven, como las preguntas sin respuesta. ¿Por qué Benjamín Expósito vuelve, después de 25 años, para escribir la historia de lo sucedido hace tanto tiempo? o mejor, ¿por qué se fue dejando atrás a una mujer que corría por el andén tras el tren que lo llevaba?

Ella de buena familia, apellido ilustre, doctora por Harvard (- "en realidad no es Harvard"), intocable. Él Expósito, es decir: nadie, un tirado de mierda que puede desaparecer (como sucedió con tantos). Hasta el momento en que el horror se presenta, los protagonistas buscan la manera de acercarse a pesar de todo lo que les separa, buscan, esperan, desean una oportunidad para cerrar la puerta dejando el mundo fuera. Y entonces el mundo y el horror se les impone y ambos asumen las palabras de la amenaza: "lo único que tienen en común es que ninguno puede hacer nada" como tampoco la justicia para la que ambos trabajan puede hacer nada cuando dejan libre al asesino y violador al que ella ha hecho confesar cuando por azar ve en los ojos que la miran al asesino que él antes había visto en las fotos ("siempre pensé que era un delirio lo de las fotos"). La muerte del amigo, el borracho genial (las respuestas al teléfono de ese juzgado casi sepultado por los papeles...) confirma lo real de la amenaza y entonces sólo pueden huir.

Y sólo cuando se jubila, después de 25 años escondido en un pueblo en el que intenta seguir con su vida (se casa con una chica divina, que culpa tuvo si él no supo quererla), Benjamín Expósito decide volver e intentar escribir la historia de ese caso al que no puede dejar de dar vueltas, de esas imágenes que lo persiguen después de tanto tiempo. Y al ponerse a escribir tiene que preguntarse cómo empezar, cual es el principio y qué es lo que forma parte de la historia, y finalmente hasta qué punto es también su historia, no sólo la de su país, sino también la del momento en que se queda colgado de los otros ojos de la película, detenidos en un amor perfecto, el único que nunca se marchitará, el marido inmóvil para siempre, sentado en la estación esperando ver pasar al asesino y convertido durante 25 años en el  carcelero que cada día hace sentir al asesino la inhumanidad – "Díle que al menos me hable"- con la que asesinó a su esposa.

A ella la idea de la novela no le parece bien, se ha convertido en fiscal para hacer lo posible para que el caso no se repita, "su jurisdicción es el futuro, se declara incompetente para el pasado", con el mismo lenguaje en el que siempre se ha manejado con el que le pidió lugar y hora –"un sitio elegante no, boludo, lejos"- para que le expusiera "sus reparos y alegaciones a su casamiento", el lenguaje que se revela impotente para cumplir con su función. Ella se ha quedado, era intocable. Pero le da la máquina de escribir a la que le falta la letra "a lo mejor entre dinosaurios se entienden" y finalmente decide leer la novela para poder preguntarle: si la amaba "si fue así, ¿por qué no la llevó con él?".

Y sólo al plantear las preguntas, al ponerse a reescribir la historia, cuando se le ponen voz, letras o imágenes, las respuestas que faltan (y 25 años) puede permitir un cambio y el temor puede convertirse en una posibilidad para el amor.

- "Será difícil..."

- "No me importa".

Nos vemos el próximo viernes 20, a las 18h. en el "Isadora".

Julia Gutierrez

El Blog

Alojado en
ZoomBlog