Crónica 98

Por Mirta García - 10 de Junio, 2014, 13:53, Categoría: CRÓNICAS

Crónica nº 98

“El Pasado

de Asghar Farhadi

Mirta García Iglesias

Coordinó la tertulia Marta Mora. Nombró algunos filmes del director como  A propósito de Ely” y “Nadir y Sadim, una separación”, película que obtuvo un Oscar a la mejor película extranjera.

Siendo “EL Pasado” su último metraje, nos decía Marta que este director desea  continuar investigando acerca de la condición humana. No hace juicios morales, intenta comprender lo humano de cada uno.

Comentó que el director en una entrevista adujo que los hombres son más bien conservadores, las mujeres lo son menos y miran más hacia el futuro.

En cuanto a los personajes, Lucy tiene un secreto, su madre dice que la está volviendo loca. En cuanto al hijo de Samir, presencia, escucha e interpreta todo. Ahmad no toma de forma textual lo que le dicen y busca un más allá.

Hacia más de la mitad del filme, se desvela el secreto, ante lo imposible la gente busca respuestas, se pregunta si es culpable, qué es lo que ha dejado de hacer, o de decir, etc, etc.

Nos plantea la problemática de una pareja y la crisis de la misma, donde los niños sufren este devenir de los adultos. Los actos de los adultos tienen consecuencias en los niños.

Resaltó la metáfora al comienzo de la película, cuando los personajes se ven a través de un cristal, pero no se oyen, no se escuchan. El director recurre a las metáforas, por ejemplo los muebles tapados, el hecho de desatascar el fregadero, índices de la necesidad de desvelar lo que está oculto, escondido. Los pilares de la película son la imposibilidad de la comunicación y la culpa.

Le recordó la estructura de un puzzle, al principio los personajes están desubicados y poco a poco van posicionándose. Se hizo mención a los diálogos, que son concisos, precisos y más aún los silencios.

Se destacaron varias escenas: los dos hombres en la cocina en silencio, formato similar a los de los western, cuando vemos  a los pistoleros enfrentándose; la escena del metro, del padre con el niño, cómo reacciona el padre;  la escena de los niños pidiendo perdón por haber sacado los regalos de la maleta; la escena del niño cuando pregunta por qué está conectada, si ella quería morirse y finalmente la escena final, la imagen de las dos manos y la lágrima que asoma en el rostro de  la mujer.

En cuanto al director, gran admirador del cine de Hitchcock; se lo calificó de excelente guionista, buen director de actores, gran dramaturgo, sus diálogos intentan decir más de lo que dicen. No recurre al uso de la música en el filme, prefiere valerse de los ruidos del entorno, la música la utiliza en los créditos. En cuanto a la filmación de los exteriores, se opinó que no están bien filmados, quizás porque a Farhadi la ciudad le es ajena.

En cuanto a los personajes, a Ahmad se lo consideró el personaje más cálido, más acogedor, él irrumpe desde fuera y descoloca lo que aparentemente estaba ubicado, se manifestó que se queda en la casa por los hijos, gran amante de la verdad y conocedor de la depresión por haberla padecido.

En cuanto a Marie, se destacó la relación tan dura que mantiene con su hija Lucy, esta mujer tiene muchos motivos para no sonreír, no sabe lo que quiere, no tiene culpa de nada, no quiere saber nada de su pasado, su empeño está puesto en seguir para adelante, en ocultar, es la que menos habla, la más crispada.

En cuanto a Lucy, está deprimida, intenta por todos los medios forzar la destrucción de la pareja. Interesante el hecho de que la película gire alrededor de un personaje que no está.

Se remarcó que cada uno de los personajes está inmerso en su goce particular, la madre en el goce de la repetición, Ahmad en el goce del mediador y Lucy en el goce de la desobediencia. La empleada en su intento por salvarse, comete un acto que no es sin

consecuencias.

Los personajes femeninos están siempre enfadados, violentos, mientras que a los masculinos se los presenta más pacíficos.

A algunos les pareció un poco largo su metraje, pero hubo acuerdo unánime en cuanto a su factura, se la considera una película muy bien construida y ante cada confesión de los personajes, cambia el prisma del espectador.

En cuanto al tema de la verdad, ésta suscitó interrogantes, tales como si la verdad libera o no, si se puede soportar, y vemos más bien que los personajes soportan la vida, más que vivirla.

Citando a Lacan con su conocida frase que dice que sólo el amor puede hacer condescender el goce al deseo, se llegó a la conclusión que circula poco amor entre los personajes.

El Blog

Alojado en
ZoomBlog