Marzo del 2014

Crónica 96ª. Agosto

Por Pilar Berben - 25 de Marzo, 2014, 21:51, Categoría: CRÓNICAS

 

Crónica 96ª

"AGOSTO”

Director: John Wells

Por Pilar Berbén 

Inicia esta tertulia Mirta García, haciendo un recorrido por la película que está basada en la obra teatral de Tracy Letts,  ganadora de diversos premios, entre ellos el Pulitzer, siendo el mismo dramaturgo el autor del guión cinematográfico.  

Narra la historia de la familia Weston. Cuando están reunidos, con motivo del funeral del padre, todos los personajes se sienten interpelados por la madre (Meryl Streep) y van apareciendo secretos y  reproches.  Ésta es  un personaje estragante que le recuerda  a las películas que ya comentamos anteriormente como “Precious” y “El cisne negro”.  Explica brevemente que en el diccionario estrago quiere decir: Ruina, daño, asolamiento, pero para los psicoanalistas el estrago materno es esa posición esencialmente insaciable, omnipotente, donde el padre no ha sido un mediador que ordene y regule la ley insensata y de exceso de la madre, Lacan  equipara el deseo materno a la boca de un cocodrilo presto a devorar al niño, de no ser por la intervención del padre.

Un ejemplo de esta intervención aparece en la película cuando el pequeño Charles llega tarde y su madre le recrimina ácidamente. El padre para a la madre diciendo:  “…No te vuelvas a meter con nuestro hijo, si llega tarde no pasa nada…” Este es un padre diferente.

En los personajes queda muy acentuada la dureza y falta de mesura en las mujeres y la debilidad de los hombres, que no  asumen su  responsabilidad, se suicidan o se van.

Estos son los personajes que aparecen en la película, el padre con la voz en off, contando su amor a los libros, sumergido en el alcohol y la madre adicta a los fármacos, curiosamente con un cáncer en la boca. Esta mujer se sostiene en su vida por el ataque que hace a los seres queridos, no hay ningún filtro que la pare.  La madre trasmite lo peor,  odio, resentimiento culpabilidad. Ninguna hija sabe qué hacer con su vida. Es una madre cruel. No se vislumbra nada del orden del amor.

Una de las hijas tiene cáncer de cérvix, nadie en la familia lo sabía. Otra está separándose, Barbara (Julia Roberts) quien tal vez sea la más afectada, incluso parece que es la que encarna a la propia madre.  La otra hija tiene un amor en secreto.

Resalta la escena de la comida, después del funeral, cuando les hace poner la chaqueta a  todos los hombres. Desprecia a la empleada india, siendo la única que pone ley en esa casa, dando un golpe al personaje que intenta drogar y sobrepasarse con la adolescente.

Mirta pasa la palabra a la sala con la frase: “La familia es una fuente de conflictos; uno escapa pero no es sin consecuencia.”

Algunos comentarios sobre la película: En general  gusto mucho, aunque en el decir de una persona la mantuvo “con el corazón en un puño” por lo dura que le resulto. Otro apuntó mucha frialdad en algunas escenas. Se trata de palabras y más palabras.

Se comenta la decadencia y decrepitud del padre contando a la criada que está  harto de todo y le regala uno de sus libros, presentándole a su esposa como un captus “la que pincha”.

El poco amor que aparece está en el personaje de la india cuando prepara el desayuno. Quizás ella puede soportarlo porque no es familia. Desde el silencio, sin hablar, no pierde una palabra, sin  olvidar la última escena, cuando acoge y abraza a la protagonista.

La tremenda y sobrecogedora escena de la protagonista recordando cómo su madre fue cruel con ella,  contando el supuesto regalo de las botas que tanto deseaba y esta misma crueldad la repite ella con sus hijas.

Película rica en matices, con la familia puesta en acto, sólo tenemos que recordar nuestras  cenas navideñas. La novela familiar de cada uno y cada uno con su papel, se reedita todo como si el tiempo no hubiera pasado; estás atrapado en ese lugar, es la manera de gozar de cada uno y uno entra en la escena y repite.  Sólo tenemos que recordar la escena en donde la hija trata de quitarle las medicinas, (los hijos a veces tiene que toman las riendas de la vida de los mayores) y le dice: “Ahora mando yo”. ¡Qué sadismo! Sigue la línea materna, aunque puede haber otras salidas. Uno no puede poner ese peso en los hijos. Hay un punto donde se puede hacer lo  mismo que los padres, pero también hay una tercera vía. Se puede elegir.

Con respecto a la novela familiar se explica que repetir la escena y salir, no es sólo una cuestión física, es un lugar, porque necesitamos tener un sitio y cuando alguien cambia de posición en la familia, cambian también las expectativas y empieza a ocurrir algo más saludable. Pero se apunta también la dificultad para cambiar de posición por la satisfacción  que produce repetir ese papel ¿Cómo hacer con eso? Dejando en paz al otro; no estar tan afectado por su manera de funcionar.

Otros comentarios sobre la familia:  “La familia tiende a desaparecer, pero es una institución que si no existiera habría que inventarla” “Es una familia del desamparo. “Mejor no decir nada de cualquier problema.” “Hay familias del silencio, todo queda en secreto.”

Es difícil abrazar a una madre así,  odiosa, agresiva, egoísta, sólo piensa en ella cuando el marido deja una nota diciendo dónde está y que se iba a suicidar. No le importa nada.

Se nombró uno de los clásicos del cine: “La gata sobre el tejado de zinc” ya que también en este films se reúne la familia por la muerte del patriarca, aunque con diferente temática, ya que ésta profundiza en las relaciones paterno-filiales y temas como el amor y la hipocresía desfilan entre la maestría de  sus intérpretes y diálogos.  En lugar de un drama familiar, esto es una telenovela expresada en 2 horas. Para otra persona este es un mal aprendiz de Tennessee Williams, pero tiene vías de redención y cierta lucidez, cuando, con unas pocas palabras y mucha contundencia, se carga a las tres hijas ¿Ya estáis separados? ¿Estás casada? ¿Con cuántos?  ¿Ya te has enterado que es tú hermano?

En cambio hay diferencia entre el trato de la madre con las hijas y el de la hija mayor con sus hermanas, asumiendo la responsabilidad y la trasmisión de los secretos.

Se hace una pregunta sobre si la novia y el hermano se marchan juntos y sobre el incesto. Se contesta: Es una ley universal. Todas las sociedades regulan la relación sexual entre individuos. En "Tótem y Tábu" Freud introduce el mito original de la muerte del padre de la horda primitiva, seguido de la expiación de los hijos, para dar cuenta de esta prohibición que signa los principios de la cultura y de la humanidad como tal.

Una relación incestuosa es un obstáculo para que pueda desarrollarse el deseo. Gracias a la represión que aporta la sexualidad, hay una búsqueda de la vida fuera. Cuando alguien se sobrepasa, las consecuencias son catastróficas, pudiendo desestructurar gravemente el desarrollo psíquico y relacional y en múltiples ocasiones es difícil de superar este trauma.

Sobre el mismo tema se formulan las siguientes preguntas ¿Qué pasa en la familia cuando hay secretos? ¿Qué pasa cuando un niño y una niña no saben quién son? No se ha producido una represión entre ellos. Estos hermanos nunca supieron de su parentesco, de niños no han vivido como hermanos.

Relacionado con este tema se menciona la Película “Canino” de Giorgos Lanthimos y el libro “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez. 

Por último, se menciona de nuevo un recuerdo especial para nuestro contertulio Antonio Hernández  al que echaremos mucho de menos, así como para el recientemente fallecido expresidente Suarez  

Sin tiempo para seguir debatiendo, terminamos dando las gracias al Café Isadora y a su gente que con tanto cariño nos atiende.

Nos vemos el próximo 25 de abril.

 

Pilar Berbén

 

Crónica 95. El lobo de Wall Street

Por Mirta Garcia - 25 de Marzo, 2014, 21:47, Categoría: CRÓNICAS

EL LOBO DE WALL STREET

Crónica Nº 95

Mirta García Iglesias

Coordinó la tertulia Mercedes de Francisco. Comparó esta película con otro filme de Scorsese Casino, donde también una voz en off nos va relatando los hechos.

 A nivel de la literatura le recordó a la novela de José Saer, El entenado donde el autor nos va mostrando lo que ocurre en ese grupo humano en su encuentro con los indios. Verdaderas escenas de barbarie. Y este metraje muestra muy bien la barbarie, hasta dónde pueden llegar los seres humanos en su afán de ganar dinero sin poder parar, cometiendo cada vez más excesos.

Insaciables, no saben qué hacer con tanta insaciabilidad, parecen hombres en la selva, en este caso, la selva es la oficina. Aparentemente hay lazo entre ellos, pero el amo es el  dinero y lo que los une, es el cómo sacárselo a los otros.

Hizo mención a algunas escenas de la película. Una de ellas, al comienzo del filme, (escena del restaurante) vemos al joven trabajador, parece un chico normal, su  mujer es peluquera, el jefe le enseña cómo hacer para rendir suficientemente. Es necesario masturbarse y drogarse.

Escena en otra empresa: lo vemos al joven tratando de vender algo que no existe. Clara metáfora del capitalismo, cómo vender humo y vemos una verdadera satisfacción en ese engaño. Unos promueven la trampa y otros caen en ella.

Su padre en un momento le dice que ya debe parar, en un principio acepta, pero luego cuando ve a todos sus empleados reunidos en la oficina se da cuenta que no puede hacerlo. Interesante observar como estos brockers son los que sostienen el sistema.

Muestra también la degradación de la vida amorosa, su segunda esposa es un trofeo, luego rápidamente se convierte en un desastre.  Este filme nos enseña muy bien el despliegue de la pulsión de muerte.

Citó un artículo de Ruth Toledano del periódico diario.es , donde la articulista narra como la Guardia Civil en Ceuta, ve como los inmigrantes se ahogan y no hacen nada para salvarlos, alegando obediencia debida, y cómo esta película muestra eso precisamente, cómo alguien es capaz de sacar dinero, mientras los otros se hunden.

Un tertuliano no estuvo de acuerdo en comparar esta película con el tema de Ceuta, además manifestó que aunque el filme haya recibido muchos premios, le pareció un bodrio, mostrando todo el tiempo a la gente follando y drogándose.

Hubo acuerdo unánime en considerarla una película del exceso, que muestra muy bien la obscenidad, la falta de moral, la corrupción.

Se destacó la brillante actuación de Leonardo Di Caprio y la música también fue elogiada.

Algunos recordaban los discursos de Hitler, donde las masas demostraban el amor a su líder, como ocurre también en las sectas religiosas.

Sujetos sin ética, descarnados, consumidores a la vez que consumidos. A algunos les pareció  su metraje demasiado largo, con un estilo demasiado hollywoodense , provocando efectos de aburrimiento, estremecimiento, soledad, angustia, plásticamente muy homogénea.

Otra tertuliana la consideró una obra maestra, le recordó la novela de Kafka, La metamorfosis haciendo alusión a la escena donde se arrastra hasta llegar a montarse en su coche. Comentó que no aparece en el filme, nada del orden del amor.

Se explicitó que cuando una civilización desvaloriza el amor, está en decadencia.

Otro de los presentes argumentó que se trata de un timo, donde hay dos timadores, el que tima y el que trata de ser timado. La gente se deja comprar, porque quiere comprar.

Se resaltaron escenas muy buenas, tales como la del FBI, la del coche, donde parece un reptil por la manera de arrastrarse, es un buen encantador de serpientes.

Alguien subrayó que el propio brocker, Belfort, le comentó a Di Caprio que Scorsese no se animó a filmar algunas escenas que ocurrieron en la vida real. Sabemos que Belfort luego de cumplir una condena de veintidós meses, se dedica ahora a vender cursos de autoayuda.

Otro tertuliano argumentó que la película define bien al capitalismo especulativo, éste funciona porque a la gente le pasa algo en el cuerpo, hay satisfacción en el cuerpo. Unos ganan y otros pierden. Existe perversión al sentir que el otro es un enano, un pringado y yo soy cojonudo. El cuerpo debe mantenerse excitado. El capitalismo especulativo puede prescindir de los brockers, el propio estado asume ese papel.

Se adujo que el dinero es el objeto que justifica esa voluntad de goce, encarnada muy bien por los políticos.

Por último, se recordó la última escena, cuando el policía viaja en el metro, observando a los viejecitos que están sentados enfrente de él, verdadera metáfora de la soledad.

Concluyó otra amena tarde de debate en nuestro preciado café Isadora.

96ª Tertulia

Por O Montón - 10 de Marzo, 2014, 11:54, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine "El Séptimo"

Entrada gratuita 

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

96ª TERTULIA:

Día 21 de Marzo, viernes. A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

Modera: Mirta García

Crónica: Pilar Berbén

Responsable: Olga Montón

"Agosto".  De John Wells.

Correo: 

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Auspiciado por la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis.

El Blog

Alojado en
ZoomBlog