Abril del 2013

89ª Tertulia

Por O Montón - 30 de Abril, 2013, 11:54, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine

"El Séptimo"

Entrada gratuita

(Abierta a todos los interesados el tercer viernes de cada mes)

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

89ª TERTULIA:

Día 17 de Mayo, viernes.

A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

PELICULA: "La caza". De  Thomas Vinterberg

Moderación: Mercedes de Francisco

Crónica: Marta Mora

Coordinación: Olga Montón

Comisión:

-     Pilar Berbén

-     Carmen Cuñat

-     Mercedes de Francisco

-     Mirta García

-     Marta Mora

-     Graciela Sobral

Correo: 

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Auspiciado por la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis. Sede de Madrid

Crónica 88

Por Marta Mora - 30 de Abril, 2013, 11:47, Categoría: CRÓNICAS

Crónica nº 88

“La soledad de los números primos”.

Director Saverio Constanzo.

 

Por Marta Mora

 

Coordinó esta tertulia nuestra colega, Pilar Berbén, señalando algunos aspectos para la discusión: la soledad, la incomunicación, la culpa, la responsabilidad.

Algunas de las críticas se refirieron a la falta de profundidad en algunas escenas, la modificación del contexto de algunas situaciones clave que en el libro tenían otra dimensión, los hechos traumáticos que aparecen muy fragmentados, confusos, el abuso de los flash-back. Los aciertos fueron que el aislamiento está bien transmitido, el sufrimiento de los protagonistas, que algunos extendieron al resto de personajes, es creíble gracias a los actores que se ganaron el calificativo de buenísimos. 

Se comentó que la soledad no es solo la de los protagonistas, los personajes secundarios también están solos y que todos somos números primos, aunque unos más que otros…

Dos actos marcan la vida de Alice y Mattia, el accidente en ella, y el abandono de su hermana menor para él. En este caso surgió el tema de la responsabilidad de los padres, que generó un muy interesante debate. Para unos el caso de Alice fue visto como un inconsciente que actúa, ella no disfrutaba con el esquí y detrás el padre cruel, que empuja a los hijos a triunfar y una madre aislada, medicada. Y en el caso de Mattia un padre que no quiere saber y una madre que aunque intuye, ve, pero no puede hacer nada. En Mattia hay una decisión, se apuntó a la responsabilidad de Mattia, es el responsable de su acto, él decide dejarla y se olvida de ella. Un indicador de que sabe que no hizo bien es que no nombra a la hermana nunca y confiesa su acto de mayor. La que mejor pronóstico parece tener es Alice, es ella la que hace gestos de acercamiento.

Para unos fue un obstáculo saber muy tarde el porqué del comportamiento del protagonista. Parece que de adultos no estuvieron en contacto, Alice se empeña en localizarlo cuando cree ver a Michaela, Mattia cuando vuelve no sabe nada de la vida de Alice a pesar de que cuando él se va,  ambos se dicen “que voy a hacer sin ti”. La comparación con el libro que da título al film fue inevitable y así gracias a que muchos lo habían leído, en su momento, supimos que en la novela hay un desarrollo cronológico, que el libro empieza con esas situaciones traumáticas de la infancia de ambos personajes, que siguen en contacto telefónico al menos por un tiempo durante la estancia de él en Alemania.

Alguien comentó que Paolo Giordano, el escritor de la novela y guionista de esta película,  es un personaje pintoresco, que fue un alumno 10 sobre 10, en el instituto, en la universidad, con un expediente académico estupendo, que donde pisa crece la hierba. Esta fue su primera novela, un éxito de ventas mundial, la portada que elige, también. Licenciado en Física Teórica escribió esta primera novela a los 26 años. El personaje de Mattia es probable que tenga su  brillantez.  

Otro cuestionó que no todos los números primos gemelos están separados, en el 48% de los números primos gemelos no es así. Otro dijo que la película es una buena metáfora de cómo nos marca la vida. Dos cicatrices, las de Mattia, la primera se la hace en el lago, la de Alice en el accidente que renueva con el tatuaje. El tema de las cicatrices volvió para cuestionar a los padres por que no inculcaron a sus hijos la compasión. Estas cicatrices horrorosas de la vida, son el tema de la película. Curiosa e interesante la anécdota sobre un actor de acción, que no se deja doblar en escenas de riesgo, en una entrevista le describe a otro todas las cicatrices de su cuerpo, consecuencia de esa actitud en los rodajes. El interlocutor le señaló entonces una que, parecía no tener historia, ¿y esa del codo?, y la respuesta fue “me la hizo mi madre”.

Alguien intervino para decir que el verdadero trauma es “venir a la existencia” y que este infligirse un daño ya lo decía Freud cuando habló la pulsión de muerte aunque nada está predeterminado, se trata de cómo aborda cada sujeto lo que les toca, es una elección subjetiva.

Se comentó como Mattia se hace daño a sí mismo pero es incapaz de borrar el tatuaje de Alice cuando ella se lo pide.

El tema de la responsabilidad insistió cuando alguien señaló el exceso de para un niño pequeño del tener que hacerse cargo de una hermana con problemas, parece que los adultos aquí lo hacen sin más, la madre, la maestra…

Alguien apuntó a la culpa en Mattia y dijo que aunque no le culpamos nosotros…él sí se culpa. Y retomando lo de Freud y la pulsión de muerte señaló que hay que estar advertido de que somos el peor enemigo para nosotros mismos. Aunque parezca exagerado es una verdad constante. En la culpa algo se satisface, Mattia aparece atrapado en la culpa pero hay una satisfacción. La culpa es omnipotente. La tradición católica sabe como gestionarla. Mattia no era inocente, no se lo había dicho a nadie.

Otra persona que salió desasosegada de ver lo que vio, le pareció una situación amarga además de lenta. No le impactó, pero si la dividió por como los padres pueden crear culpa en los hijos.

Alguien retomó el tema de la culpa de los padres para mencionar un artículo de Freud, “El delincuente por sentimiento de culpa” donde señala que  cada sujeto es responsable de su acto, si culpamos a los padres, eso sería como un determinismo sin salida y en la vida no hay cartas marcadas. Mattia y Alice podrían haber hecho otra cosa con las cartas de la vida.

Con este determinismo surgió quien vio ese determinismo ya en el libro, que le pareció tramposo por eso, agradable de leer pero cuando lo terminó, le quedó malestar porque le pareció sin salida. Lo de los números primos le sugirió incomunicación.

Aunque Mattia parece una victima por herirse, a otro le parece que la clave está en la satisfacción que le produce hacerlo, no parece querer otra cosa, hay cierto gusto por cosas que nos hacen daño porque se obtiene una satisfacción.

La cuestión sobre la satisfacción en el daño hizo que alguien pensara en la posición de Mattia en el mundo, Mattia rechaza el mundo,  Alice es rechazada por el mundo, rechazar o ser rechazado implica un goce. Aunque la actitud de ambos ante los padres es distinta, ella pelea con el padre, Mattia hace lo que la madre quiere. En ella hay una esperanza, en él no hay ninguna. “Hay un primo tremendo y una primita”.

Con lo del determinismo, y el no hay cartas marcadas, alguien trajo el caso real de Temple Grandin, una autista de alto rendimiento, famosa, que supo hacer otra cosa con su dificultad, con su no hacer lazo e inventó un aparato para el sacrificio de reses que implicara menos dolor. Alice le muestra al otro su cuerpo cadavérico, Mattia hace lazo con los números. Cada uno somos raros, en las cuestiones humanas no es como con los números, no hay A + B y el infinito.

Otro preguntó ¿Porque es tan famoso el libro? ¿Y porqué vio la película?. Y seguía sin respuesta porque los personajes no son más raros que otros. Al raro cotidiano no nos dan un saber para nuestra soledad. Fue fotógrafa en su pueblo porque allí estaba mal visto una chica sola por ahí, con la cámara en mano, ya no estaba tan mal.

Nuestra tertulia suele ser “Internacional”  por la concurrencia variada, pero una mujer mexicana de paso por Madrid nos dijo que aunque no había leído el libro y casi se alegraba por ello, apreciaba lo bien que el director nos hace vivir lo que sienten esos seres. Para ella lo más importante en su vida es la toma de conciencia de lo que me pasa a mi, lo que este chico está viviendo es extraño pero todos lo somos de alguna manera, no estoy donde está ese cuate pero me estoy abriendo a ello. Vi la relación maravillosa de la mano de esos dos seres, el ir para adelante y para atrás de la peli, es la manera de contar del director. Me aportó a mi misma.

Otro señaló la importancia de la infancia en cada adulto. Comentó que cuando uno se psicoanaliza, revisa cosas de la infancia o adolescencia, casi sin importancia para los adultos, señal que han dejado una marca y que sin saberlo está operando. Se ve en los casos de abusos infantiles, lo grave cuando adulto ya,  no es el abuso, es “como se dejó abusar”. La culpa de nuestra sexualidad infantil, que visto desde el adulto puede ser una tontería, pero que engancha y no se puede soltar porque le pasó a un niño.

Una aportación interesante fue relacionar la forma de hacerse daño con la infancia, Alice, anoréxica como la madre, Mattia elige cortarse como sus padres peleteros. Otra es la elección de la profesión, él en un laboratorio, solo y Alice, fotógrafa, detrás de una cámara, siempre fuera de la escena.

Les recuerdo lo dicho por Pilar Berbén al inicio, sobre la dificultad para elegir películas para nuestras tertulia. Los invito a enviarnos alguna propuesta para las próximas tertulias.

Acogidos por el cálido Café Isadora, pusimos punto final con algunos deseos, interrumpidos, de participar.

¡Hasta la próxima! El viernes 17 de mayo de 2013.

 

Marta Mora

19 de abril de 2013

 

88ª Tertulia

Por O Montón - 8 de Abril, 2013, 13:27, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine "El Séptimo"

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

88ª TERTULIA:

Día 19 de Abril, viernes. A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

Modera: Pilar Berben

Crónica: Marta Mora

Responsable: Olga Montón

"La soledad de los números primos".  De Saverio Costanzo.

Correo:

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Auspiciado por la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis.

Responsable: Olga Montón. Comisión: Pilar Berbén, Carmen Cuñat, Mercedes de Francisco, Mirta García, Marta Mora, Graciela Sobral.

La soledad de los numeros primos

Por Pilar Berben - 8 de Abril, 2013, 13:23, Categoría: Comentarios_11 Temporada

La soledad de los números primos

 Es una adaptación de la novela homónima de Paolo Giordano que ha sido llevada a la gran pantalla por el joven director italiano Saverio Constanzo,  

Reparto: Alba Rohrwacher, Luca Marinelli, Martina Albano, Arianna Nastro, Tommaso Neri, Vittorio Lomartire, Aurora Ruffino, Isabella Rossellini.

 Director de fotografía: Fabio Cianchetti.

 Banda Sonora: Mike Patton.

Las interpretaciones de los dos protagonistas son excelentes, pero no sólo los que se representan en edad adulta sino los actores que hacen de sus dos etapas anteriores, cada personaje está representado por tres actores en edad infantil, juvenil y adulto. El director Saverio Constanzo se ha preocupado bastante de buscar a actores que según avanzando en edad se parecieran y lo ha conseguido, el parecido es muy bueno sobre todo en el personajes de Mattia.

Unas primeras imágenes impactantes nos reflejan a uno de los personajes principales, el sufrimiento se ve enfocado en su rostro y sabemos que algo dramático hay de trasfondo en la película y que la tragedia se masca en todo momento con una música envolvente que te capta desde el inicio.

La historia recorre La vida de los dos protagonistas (Alice y Mattia) desde la infancia hasta la edad adulta, evocando la soledad de sus vidas. El dolor que sienten, no es sólo por su presente sino que su pasado les ha marcado para siempre, haciéndoles refugiarse en su interior sin exteriorizar, sin poder comunicarse. El director ha unido el pasado y el presente con constantes flashback, que son como flores que se deshojan pétalo a pétalo, y cada uno cuenta una parte de su vida, de su pasado y lo que le ha marcado. Los dos protagonistas tienen una carga dramática fuerte. Son -cómo no hacer mención al título del film- como números primos gemelos, pues entre ellos se interpone algo: un número par, permanecen próximos pero sin llegar a tocarse. Esta hermosa metáfora explica gran parte de la relación de estos dos personajes marcados por un trauma infantil y cómo generan entre los dos una relación de amistad, que en ciertos momentos se acompañan, pero siempre están solos debido a un escudo emocional que les aísla del mundo.

 “La soledad de los números primos” cuenta una verdad: que la vida no es fácil, que no todo el mundo es feliz ni consigue apenas serlo un instante en su vida aunque lo intente y que sonreír a veces es difícil. Dependiendo de lo que haya acontecido en el pasado: traumas,  relaciones paterno-filiales, de nuestras elecciones, de las contingencias, de tantos acontecimientos…

 La soledad está presente en esta película, es otro protagonista más, habla de las dificultades para comunicarse de algunas personas. A la vez que subraya la necesidad constante, inherente al ser humano de buscar nexos de unión entre nosotros para poder armar algo del lazo con el otro.

 

¿Quién no se ha sentido identificado en algunos momentos con estos protagonistas? ¿Quién no se ha sentido sólo en más de una ocasión?  Ese tipo de soledad que se siente pese a estar acompañado y que nace del saberse incomprendido y desubicado en un entorno hostil.

 Desde una escucha analítica la soledad ya no queda a cuenta de las circunstancias sino que supone una elección subjetiva aunque ella sea no sabida.  Se trata entonces de alumbrar el lugar que la soledad ocupa para cada uno. Un trabajo que implica la posibilidad de preguntarse por la causa, pues esa soledad dice algo de cada uno y hace síntoma. Algo de ello deberá cederse para que el sujeto sepa hacer con eso otra cosa. Inventar maneras de suplir aquello que no funciona en su cotidianidad, que permite darle un tratamiento al goce ya sea apaciguándolo o soportándolo.

 Hay otros muchos temas para hablar, así que os animo a que veáis esta película y a participar de la tertulia el próximo viernes, día 19 de abril, a las 18 horas en Café Isadora, Divino Pastor, 14.

  Pilar Berbén

 

 

 

 

El Blog

Alojado en
ZoomBlog