Marzo del 2013

Cronica 86ª

Por Marta Mora - 17 de Marzo, 2013, 14:06, Categoría: CRÓNICAS

 

Crónica nº 86

Amor (Amour)

Director: Michael Haneke

 

Coordinó esta tertulia, sorprendentemente concurrida, nuestra compañera Mirta García. Hizo una introducción dando comienzo a la charla.

En general Amor fue reconocida como una película dura y valiente sobre un tema que se rechaza actualmente, la vejez, la muerte, la soledad, bastante claustrofóbica con actores reconocidos y excelentes intérpretes, con momentos musicales que acompañaban muy bien las escenas. Nominada a los Oscar como mejor película, mejor director, mejor actor y mejor actriz, Palma de Oro en el Festival de Cannes 2012.

La discusión se planteó alrededor de la pareja, lo social y el amor.

Mientras unos consideraban que había amor, por ejemplo, cuando ella grita ¡duele! ¡duele!, él le cuenta cosas de su infancia y logra serenarla. O como la atiende. Otros tenían dudas.

Sobre el acto de darle muerte, que fue lo más comprendido, se formularon varias preguntas, ¿la mata porque ya no aguanta más la situación?, la mata para que no sufra?, ¿para dejar de sufrir él? que cada uno argumentó a favor y en contra.

Algunos se plantearon dudas acerca de ese amor y se preguntaron ¿Por qué este proceso tan solitario? El portero se ofrece a ayudarlo y el con 10 euros de propina lo despacha, el ex alumno de ella también es obligado a no hablar, a la hija la mantienen al margen. En esto procesos tan dolorosos ¿Qué actitud es esa? El parece estar en el “yo me lo guiso, yo me lo como”, es al menos un compañero curioso. Si amar es dar lo que no se tiene, aquí no habría falta. El parece decirse, yo lo haré mejor que nadie. ¿Y el proceso de él cuando ella muere? Cuando alguien muere se dice “te acompaño en el sentimiento”, aquí no hay acompañamiento, él parece decirse, la falta no la comparto, me la quedo para mi.

A otro le pareció que estan más en la necesidad que en el amor, recordó a Romeo y Julieta, las Invasiones Bárbaras. Ante ese aislamiento cerril preguntó ¿podemos hacer esto a los seres que nos quieren? El maneja quién accede a ella y quien no, cierra la puerta con llave para que la hija no la vea.  Casi no hay palabras… y la palabra transmite el amor y la falta.

Otro comentó que son respuestas singulares ante el amor y la muerte, pero que hay que respetar como se enfrentan a eso, que conocía casos similares donde se crea un halo de secretismo alrededor del enfermo terminal. También se dijo que ella le pide que no deje que la vean así, otros recordaban que lo que ella le pide es que no la lleve a un hospital.

Se matizó acerca del egoísmo de la hija, en su mundo y su trabajo recordando un dato importante, la hija relata al padre que recuerda haber escuchado cuando ellos tenían relaciones sexuales,  parece que esa pareja se deseaba demasiado, tanto que no había lugar para esa hija. Lo vemos en la clínica, ¿Qué lugar para los hijos?

También se comentó que esa hija vive en la sociedad actual, que le da miedo la enfermedad de su madre. Es verdad que hay algo de exclusión. Hay que acudir a enfermeros, que el que ama observe, esté atento, por eso está bien que despida a la enfermera con sensibilidad cero. Porque los que aman, al principio acompañan pero con el tiempo se van desentendiendo.

A otro la escena de las flores le recordó a la Familia Monster, que ponía los tallos y cortaba la flor. Sobre los cuidados, con los bebés lo hacemos sin reparos tal vez porque son una promesa de vida, un adulto terminal anticipa aquello a lo que estamos condenados: la muerte. Parecen estar bien económicamente, ¿porqué no delega lo más real, los cuidados y se dedica a cuidarla desde otro lugar?

Uno interpretó a la paloma intrusa como la muerte, para otros era un soplo de la vida ante lo mortecino que habitaba esa casa.

En la mujer se percibió cierto amor, la escena de los álbumes por ejemplo.

Uno se preguntó ¿es amor o no? ¿O es una identificación por una larga convivencia? Y recordó las dependencias de las largas convivencias. Identificarse tanto al otro ¿es amor?

Alguien agradeció haber escuchado varias opiniones pues no había pensado así la soledad, tienen 80 años, han tenido una vida social activa, los amigos se mueren a lo mejor es un ideal esto de los amigos. Entendió la muerte de él fácilmente, ella muere porque él la mata y eso tiene consecuencias. Sobre la hija como egoísta, tal vez no hubiera lugar para la hija. No veía estos aspectos, estos agujeros. Y se dijo, menos mal que pertenecen a una clase media alta!

Abundando sobre el egoísmo de la hija, alguien señaló que el lugar que la pareja dio a la hija no la exonera de su posición, es responsable de haberse desresponzabilizado. Hanecke tiene la virtud de hacer un paradigma de los personajes: la responsabilidad es de cada uno, la enferma podría suicidarse.

Sobre el marido, se marcó que ante el primer signo de la enfermedad de ella, cuando ella va a cerrar el grifo que él se dejó abierto, le permite ver que el enfermo no es él. Es omnipotente.

Alguien trajo el contenido de un libro  La balada de Liza, en donde los jóvenes reducen a los ancianos a ser lo que su presente viviente, anularlos hasta que callan.

Surgió la duda acerca como es el lazo social hoy, esta pareja ha tenido una intensa vida social, es cierto que tienen 80 años y que puede que hayan perdido amigos, pero hay gente que con esa edad continúa haciendo relaciones sociales. Además se vio a la pareja como si cada uno fuera para el otro lo que motiva la vida, de hecho él parece que se deja morir una vez que la mata.

Hubo quien vio la cuestión de la soledad como algo del mundo occidental actual y la menor solidaridad, esto dijo, nos empobrece.

Se comentó que es como si él se preguntara ¿Quien va a cuidarla mejor que yo? La escena cuando critica la ceremonia absurda del entierro de un amigo. Habría que afrontar la muerte de una forma más natural y se mencionó una película japonesa “Despedida”. Esta pareja ha viajado mucho pero hoy están recluidos. La hija es un personaje muy distante, pregunta pero no quiere ver. En la época actual no aparecen opciones, que las hay, para una muerte digna. Ahí se señaló que la muerte digna no es una cuestión de dinero, la enfermedad terminal es más cara.

Esto trajo a colación que pocas veces se toca como decidir sobre el propio final con esta delicadeza en el cine, habría que educar para la muerte, la eutanasia desde temprano como más natural.

Se recordó Mar adentro, que es todo lo contrario, Amor muestra cuando dos eligen quedarse solos, él apartado de algo más social. En Mar adentro se reparten entre varios darle muerte al enfermo para que el peso no caiga en uno solo.

Cuando surgió la eutanasia como un derecho, quedó claro el deseo de que no tengan que ser los que van a perder a un ser querido los que tengan que tomar esa decisión tan fuerte. Si es un deseo del que va a morir, que sea asumido socialmente, institucionalmente.

Por suerte, nosotros seguiremos creando lazos con el cine y entre nosotros el próximo 15 de marzo de 2013 en el Café Isadora, donde nos enlazan con amor siempre.

 

Marta Mora

 

 

 

 

 

Cronica 85

Por Marta Mora - 16 de Marzo, 2013, 14:41, Categoría: CRÓNICAS

Crónica nº 85

Marta Mora.

 

El cuerpo

Director: Oriol Paulo  

 

Coordinó esta tertulia Olga Montón marcando algunos ejes para la discusión: la venganza, la relación del matrimonio, el dinero... Según el diccionario venganza sería la satisfacción  ante el agravio recibido. Algunos países lo mantienen como Japón, pagar por el agravio. Se preguntó si hay satisfacción en la venganza, hacen justicia anónimamente. Y nos dejó una frase de Nietzsche de los muchos refranes que aluden al tema: En la venganza, como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre, parece que es lo que pensamos los espectadores desde el principio, la venganza es de Mayka. Le atribuyó el mérito de tener un buen guión, que no decae en su desarrollo, defecto del cine español muchas veces constatado, y cierta dignidad como película.

La tertulia se inició confirmando su apreciación, negando que hubiera culpa pero si cierta satisfacción. Sobre la satisfacción surgió que tal vez pasa por no sentirse desvalido, uno es capaz de defenderse…

Un asistente aportó algún dato sobre el film, que Oriol Paulo, debutante como director, coguionista de “Los ojos de Julia”, es mencionado como nuevo talento por la prensa especializada, de origen catalán y muy joven, nació en Barcelona en 1976. En El cuerpo es co-guionista con Lara Sendím, nombre que habrá que tener en cuenta en el futuro. El cuerpo fue presentada en el Festival de Sitges en 2012 y dijo que también fue sorprendida por el ritmo del guión que no decae, que la mantuvo atenta y engañada todo el tiempo, con un final inesperado. Concluyó que es thriller muy digno y agregó que la fue ver a pesar de Coronado, que no es santo de su devoción porque hasta hoy le parece un actor malo, no creíble. Esto también fue sorpresa, se creyó por primera vez su “inspector Peña”.

Alguien señaló la escena en la que se produce el accidente que en realidad es un asesinato, para el inspector su mujer pudo no morir, murió sin razón, trata la película de cómo el goce del otro está organizado, es retomar las riendas de la existencia en relación al otro cuando a uno mismo se le ha escapado.

Otro se sorprendió que la historia se hubiera entendido, le pareció un guión enrevesadísimo, muy bien hecha aunque el final le sorprendió, necesitó después un tiempo con papel y lápiz para tratar de entenderla.

Hubo quien retomó la venganza, la justicia y la ley y mencionó un texto “La violencia y lo sagrado” de René Girard, donde un grupo que se sentía agraviado le ofreció al otro que entregue una víctima a modo de reparación. El principio de la ley instituye un castigo que limita la venganza, principio de la civilización, para evitar el castigo por su mano. Hay países como USA que dirimen con violencia la violencia.

Platón salió a relucir en una frase que nos contaro alli: “los buenos piensan o imaginan lo que los malos llevan a la práctica”.

Uno relató algo actual, señalando que la venganza le parece connatural con el sujeto y contó que una madre cuya hija fue violada y asesinada, ante una sentencia exigua, dijo en televisión: “ya que no se ha aplicado la ley, que se aplique la justicia carcelaria”, llamando a la venganza por otros en la cárcel.

Otro comentó que la película le produjo la resonancia subjetiva del deseo de venganza,  casi todos hemos sentido el deseo de que alguien que me ha hecho algo malo lo pague, aunque no sea uno el ejecutor ni sea tan cruenta, deseo de venganza  y la “alegría” que conlleva cuando uno se entera porque pague por el agravio. El deseo de venganza mueve mucho y el odio también. Alguien interpretó  que es cuando los abandonan, cuando los causantes del choque huyen, eso es lo que causa el deseo de venganza, señalando que es importante vengarse sin que se sepa quién ha sido, que el otro sepa que no se va a ir de rositas. Pequeñas venganzas, eso mueve montañas.

Otro argumentó sobre el estatuto de la venganza, con cuidado no son iguales todos. En esta película casi es del orden la contingencia. Venganza para responder al mal encuentro y aquí es la manera de darle sentido al accidente, no son asesinos. Lo de enrevesado me sirvió, mucho detalle para hacernos creer que ella está viva.

Hubo disensiones, no les pareció ni buena ni con buen guión. Les pareció a algunos tramposa, mucha producción, mucha promoción, entretenida, de buena factura, actores regulares, muchos tópicos, otros se sintieron estafados, se abusa del flashbacks desde una perspectiva determinada, contra Mayka por eso nos cae mejor Hugo Silva, el carácter de ella…tiene sentido del humor.

Alguien acordó con la satisfacción en la venganza, lo que más le gustó fue el final. Que mataran al marido de Mayka. Y aclaró que cuando uno se salta un stop es un asesino, nos educan para no tomar la justicia por nuestra mano, si la vida sí lo hace, lo gozo.

El marido de Mayka es ruin hasta el final, no siente culpa, solo tiene miedo a que lo descubran y cree que su mujer se está vengando, que está viva.

Otro coincidió en el buen final aunque a ratos se aburrió, hay células flojas. El motor es la venganza y no es anónima, se entera quien se tiene que enterar.

A otro le defraudó el final, vio una pareja dominada por el poder, el dinero y el sexo. Que tipo de pareja es esa? Mayka tiene un humor cruel. Que sea una relación destructiva no quiere decir que ambos no gocen de eso, él no la mata porque lo humille, la mata por dinero y una vez que se enamora de otra.  Ella está más enamorada que él, aunque en el principio hay dudas. Se casó por dinero? Es lo que aparece como motivo para el asesinato, más que el amor. El dice de ella que es perfecta y que la odia.

A alguno no le pareció buena, dijo que carece de profundidad en los personajes, es un puzzle plano. Poco verosímil porque tiene muchos cabos sueltos, porque tienen que darse muchas cosas para que cuaje el tema.

El se enamora y Carla le da la fuerza para que pueda matar a su mujer. El es masoquista ma non troppo…

Y surgió de la sala otro refrán, “tú llámame tonto y dame pan” para señalar algo de la posición subjetiva del marido y se señaló el riesgo ante lo que se muestra de este inspector, cómo puede manipular y hasta matar sin consecuencias… si la policía no está controlada…da miedo!.

Hubo quien vino sin haber visto la película pero por los comentarios oídos dijo que le parecía una historia tramposa, hay un malabarismo con la verdad, a diferencia de otros thriller donde se conoce el final desde el inicio,  aquí parece que la venganza es una cuestión de adivinanza que al final se revela. Aquí la verdad se oculta, como en un juego de niños, por eso me parece un poquito mentirosa.

Otro dijo que lo fundamental es creerse al personaje. Si en un accidente te das a la fuga, eres un asesino. La venganza es un tema complicado, si la justicia no te da respuesta y lo haces tú, te deja vacío. Justicia y ley no tienen nada que ver.

Se señaló que en principio hay tener en cuenta quien legisla, que clase social legisla y quien debe acatar la ley. Sobre la venganza, hay un libro, “La venganza del Conde de Montecristo” de Alejandro Dumas, un clásico que repiten mucho en la TV. Un joven que leyó la novela y que tenía sobradas razones para vengarse me dijo una vez: No quiero venganza, ocupa la vida, no te permite vivir tu vida.

Salió también que es Mayka  la que una vez producido el choque cuando él dice ¡hay una niña!, lo incita con el ¡¡vámonos!!

Alguien remarcó que le parecía fundamental lo que se dijo de la venganza y la vida, una cosa es el deseo de venganza y otra que tu vida se quede colgada de ese deseo.

Terminó la tertulia con una frase que nos trajo Olga, que resume muy bien lo que hablamos: “ojo por ojo y el mundo acabará ciego” de M. Gandhi.

Esta crónica no puede finalizar sin manifestar lo bien que nos acoge este reducto cultural actual que es el café Isadora. Gracias otra vez!

Hasta la próxima!!!.

 

Blue Valentine

Por Marta Mora - 5 de Marzo, 2013, 13:21, Categoría: Comentarios_11 Temporada

Blue Valentine (2010)

Dirigida por Derek Cianfrance,  quien comenzó a rodar películas a la edad de 13 años, en su carrera ha ganado varios premios.

Dirigió, escribió, filmó y editó su primer cinta “Brother tied” a la edad de 23 años. En el estreno durante el Festival de Cine Sundance fue calificada por el crítico de The Guardian, Jonathan Rommey, como “uno de los debuts más impresionantes del cine americano independiente de los últimos años” mientras el New York Newsdays (John Anderson) calificaba a Derek como un “genio visual” Esta película viajó por más de 30 festivales y ganó numerosos premios internacionales.

Posteriormente Cianfrance se aventuró en el género documental enfocándose a las artes escénicas. Realizó documentales de músicos como Cassandra Wilson (Traveling Miles: Casandra Wilson, 2000), Jam Master Jay (The Last interview, 2002) y Annie Lennox (Live in Toronto). Tuvo acceso a los veteranos de Vietnam para realizar Ride for Freedom, se adentró en el misterioso mundo de la fotografía criminal en Shots in the Dark en 2001. Ganó en la categoría de mejor fotografía en el festival de Sundance del 2003 por su documental sobre la subcultura hispánica en la cinta Quattro Noza.

Cianfrance tardó 12 años más para ver Blue Valentine realizado.

Ya desde el subtítulo de esta película, “Una historia de amor”, se nos anuncia que su naturaleza se reduce a ello. Es que Blue Valentine se propone contar una historia de amor entre dos mortales comunes y corrientes, sólo eso. A veces necesitamos que un film nos muestre una historia extraordinaria, que nos saque de nuestra vida ordinaria y nos haga creer los clásicos “amores de película”. Blue Valentine es totalmente lo contrario: justamente nos interpela, nos pone incómodos, toca los puntos más sensibles de cualquier historia de amor.

Blue Valentine retrata la historia de Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams), una pareja que se encuentra en crisis y que lucha por sacar a flote su relación. Para relatar este momento deberemos conocer  como inician su relación, el recorrido se hace desde el hoy de la crisis al pasado del enamoramiento.

Detrás de esta historia, simple, que se puede encontrar a la vuelta de casa (o dentro de casa) y sin grandes hechos, se mantiene una historia interesante durante su extensión, que esconde una gran complejidad, manteniendo la línea de lo cotidiano.  No es una película cursi, sus hechos son tan crueles como reales.

Blue Valentine, es de esas películas que lo desencantan a uno, que en vez de permitirle imaginar y zambullirse en la pantalla cual amantes de Casablanca, nos invita a presenciar un quiebre, una fisura dentro de algo que alguna vez estuvo completo. Y si bien una de las características más hermosas del cine es poder crear mundos paralelos que nos permitan escapar por un ratito, es también interesante que de vez en cuando esos mundos nos incomoden, nos hagan dudar, al fin y al cabo, pensar.

 Marta Mora

El Blog

Alojado en
ZoomBlog