Enero del 2013

Cronica 84

Por Marta Mora - 29 de Enero, 2013, 13:05, Categoría: CRÓNICAS

Crónica nº 84

 Detach-ment. De  Tony Kaye´s

Marta Mora 

Trasciende el ámbito de la educación, catálogo de soledades, extraordinaria, idealizada, tópica, redentora de tantas otras estilo “profesor guay que se gana a los chicos” con final feliz, demoledora o… tópica, para el lucimiento de Adrian Brody, porque él es el productor,  fueron algunas de las calificaciones vertidas sobre la película elegida en esta ocasión.

Casi todos coincidimos que el director no señala culpable, no da soluciones.

Para comenzar el debate alguien apuntó la hipótesis acerca del abuelo, es el padre de Henry, el profesor,  por lo poco que se conoce de su pasado en el que se vislumbra algo sórdido y la pregunta del abuelo moribundo: ¿me perdonará ella todo el daño que le he causado?

En general se vio al profesor como un hombre que se protege, toma distancia, lejano, con miedo a los afectos, frío,  solo aparece algo de él en la rabia cuando la enfermera descuida a su abuelo.

Otro comentó que la vida de las personas es así, no se sabe lo que pasa, de niño uno no entiende y hace su interpretación. En la infancia se construye algo, que para él es terrible de mayor. Con ese pasado podría haber sido un delincuente pero decide ser capaz de algo bueno: un profesor.

Otro, se quedó con muchas cosas: el montaje estupendo, una vista a la pizarra que es más que un diálogo, va más allá de la educación, los padres ausentes, el colegio como una guardería. Le pareció reveladora de los nuevos “valores” la escena del promotor inmobiliario. El director denuncia y así lo dice en una entrevista, que no entretiene, denuncia.

Henry mantiene a rajatabla su “no implicarse”, es un nómada pero paradójicamente se implica, escucha y le da un lugar a cada alumno con ejemplos de la vida cotidiana para enseñar. Se señaló el cuento de Poe, “La casa de Usher” y la cita de Camus: la frase de “El extranjero”: “me abría por primera vez a la indiferencia del mundo”.

La película está planteada con el profesor relatando con flasback los sucesos y donde está imbricada su propia historia, por lo que quedaron flotando en el ambiente si es una declaración ante una autoridad o si son respuestas a un interrogatorio policial.

Alguien comentó que le pareció extraordinaria,  que redime de otras tantas de profesores triunfantes, todos vemos la falsedad y nos la tragamos. Aquí deja la situación mucho peor y eso ya es un punto a su favor. La regañina de la profesora angustiada a la alumna indiferente como método inútil.

A otro le dejó una pregunta: cuando se promociona el individualismo ¿qué se va creando?

Otro inició la visión como cualquier otra y empezó a sentir la soledad personal del docente, tampoco lo vio como profesor exitoso. Enseña que el profesor se tiene que proteger…

Olga Montón comentó que le debemos la elección de esta tertulia a Laura Junquera, algunos la habíamos visto por Internet en primavera y ella avisó que la estrenaban. Es una película de denuncia por eso da una vuelta más. Acordó también con que no es un profesor exitoso, su posición es estructural, separado del otro, ser profesor es un semblante, no hay que creérselo. ¿Cuál es el nexo en un aula? El nexo es el saber. Como mejor se enseña es con el deseo, uno transmite el disfrute por la materia. Henry no quiere saber nada del deseo.

Alguien dijo que no impone, deja hacer, una muestra es su actitud con la joven prostituta. Cuando la descubre en su casa ejerciendo la prostitución, al tipo lo obliga a pagarle y a ella le dice: haz lo que quieras pero no aquí.

Se los gana por valiente.

Alguien apuntó  que es un buen reflejo de la actualidad, no es que los alumnos pierden ambición, es que no hay una conexión entre goce y saber. ¿Dónde están los padres? La ausencia de ellos refleja la parte de la ley que no está, en otras películas se veía el goce, el saber agota el goce pero falta la ley.

Otro intervino para decir que no se escucha porque no hay palabra. Esto pasa en las clases bajas, en la elite no pasa esto, ellos son conservadores y de algunos valores también.

Hubo quien la vio como no tan moderna, el truco de la película, ser profesor de Literatura da mucho juego y lo vio más como profesor con la prostituta, cumple con los cánones, la lleva al médico. Es un profesor con un valor añadido, el reconocimiento.

Otro vio un final feliz porque cuando uno redime a alguien, está redimiendo a la humanidad.

Detach-ment, así escrita en los créditos, significa desapego, desprendimiento, así es su casa, con lo mínimo. Erica tan frágil, nos convence.

Respecto de la ausencia de los padres, más que notoria en la fiesta de la escuela se dijo hoy son “niños llave”, el colegio como educador. Enseñar y educar a la vez.

Con el tema escuchar y cuidar al otro, alguien contó una anécdota de su vida: Un amigo ayudó a un mendigo a dejar de serlo y éste le contó que lo que más le dolía era que no lo miraran. Eso sirvió para una mejor relación con los mendigos de debajo de su casa. Siempre dejan las desdichas una puerta a la esperanza. Según García Márquez, educar da la posibilidad del juguete que llevo dentro.

Otro señaló que salvo Meredith con su juguete, las fotos y su padre, que en vez de nombrar ese lugar, para que se desarrolle, lo menosprecia exigiéndole responder a los valores de la época, muestra que el capital elimina cualquier índice de subjetividad.

Para otra la presunta generosidad con Erika, no es eso lo que funciona, está en el origen pero se va viendo que es bidireccional. El encuentra algo en Erika, dos escenas, cuando Erika  va en su lugar a cuidar al abuelo y otra, el día de la cena, aunque sea un fracaso. El punto fundamental en la última escena, el abrazo como padre e hija o hermano y hermana menor. Lo de salvar al otro no va así, hay una cuestión de amor.

Se puso en duda lo del amor, deseo, amor y goce se deben anudar ¿qué pasa con el deseo de cada cual?

Olga Montón señaló que haya un “punto de imposible” no quiere decir que no se pueda hacer algo con eso. Conocer que hay un punto de imposibilidad nos permite trabajar de otra manera y esto es importante en el trabajo educativo.

Otro se preguntó ¿Por qué no me llegó? Y no sé si es esto, le pareció demasiado pretenciosa, tópicos, profesor cínico, y sugerido el incesto… y encima aborda demasiadas cosas, los personajes no están encarnados, abusa de la voz en off, recurso que se dejó de usar por malo. Si quito eso, se me queda en nada.

Alguien objetó que como profesor, el director hace trampa, es itinerante, no tiene que dar el programa, menos probabilidad de relación, no es así en las aulas, hay que enseñar y que los padres están dejando de llevar a sus hijos a lo público porque no les gusta que el profesor deje de enseñar para atender a los marginales. El profesor carga con la conciencia de no haber estado a la altura.

Y termino por el inicio, Pilar Berben agradeció una vez más al café Isadora su cálida hospitalidad y Olga Montón nos invitó a un grupo de investigación sobre Psicoanálisis y Educación.

Nos vemos en la próxima.

 

Marta Mora

 

 

 

 

 

El Blog

Alojado en
ZoomBlog