Las nieves del Kilimanjaro

Por Mirta Garcia - 17 de Mayo, 2012, 11:06, Categoría: Comentarios_10 Temporada

Tertulia 80ª

Las nieves del Kilimanjaro

Robert Guédiguian 2011

Guédiguian realizador fiel a un cine de compromiso y denuncia, en la línea de Loach, nos entrega ésta vez una película sencilla y a la vez comprometida. De una abrumadora actualidad, donde vemos desmoronarse el estado del bienestar que creíamos un logro de la modernidad, en una Europa devorada por la recesión económica.

Avalada por la Espiga de Plata en la última edición de la Seminci de Valladolid,  el Premio Lux 2011 otorgado por el Parlamento Europeo y un premio en el festival de Cannes 2011.

La idea del guión surge a partir de un poema de Víctor Hugo, Les pauwres gens; y el título del filme hace referencia a una canción de Pascal Danel, canción muy popular de los años setenta.

Es interesante el planteamiento que nos presenta, al enfrentarnos a las contradicciones, dilemas morales que sufren los protagonistas después de haber padecido un acontecimiento tan violento que transformará su cotidianeidad.

Crítica feroz a la situación actual, en este mundo gobernado por el mercado, donde el mundo conquistado por nuestros predecesores está en vías de extinción.

Con gran maestría nos presenta el abismo entre generaciones, el duelo generacional, la problemáticas de los jóvenes, muchos de ellos despolitizados y conservadores que sólo anhelan la supervivencia, y donde por vez primera tendremos promociones de jóvenes en situaciones más precarias que las de sus progenitores.

Confrontación entre los sindicalistas, inadaptados a los nuevos tiempos que nos comandan y los trabajadores y parados de ahora, sin conciencia de clase, que sólo pretenden conservar su trabajo.

Muerte de la conciencia de clase en un nuevo orden asfixiante que barre e intenta liquidar los logros conseguidos a través de luchas, fricciones, oposiciones mantenidas a lo largo del tiempo.

En una sociedad marcada por la restricción de derechos más básicos, por la pérdida de valores, con reajustes sin fin, nos preguntamos qué hacer, cómo evitar que los avances obtenidos se destruyan sin más.

La solidaridad  es el centro de esta historia, los protagonistas son gente fiel a sus principios, honesta, digna, bondadosa, altruista.

Guédiguian formula que sólo la solidaridad humana puede ayudarnos en estos tiempos de crisis. Una solidaridad desinteresada contraria al individualismo atroz que impera en la sociedad.

Ante la barbarie cometida por uno de sus iguales, cabe preguntarnos si el fin justifica los medios. La agresión provocada por uno de los suyos, los lleva a cuestionarse sus principios.

El amor que existe entre la pareja, esa unión tenaz, compartida por ambos, esos códigos afines, hace que un mismo hilo conductor los atraviese y posean la misma idea del mundo.

Ante la solución que encuentran a la situación, nos preguntamos qué haríamos o cómo actuaríamos en tales circunstancias.

En fin, una película muy recomendable y pertinente en los tiempos que corren.  

Mirta García Iglesias

Mayo 2011

 

 

 

 

 

El Blog

Alojado en
ZoomBlog