Abril del 2011

Crónica 70ª

Por Mirta García - 28 de Abril, 2011, 10:50, Categoría: CRÓNICAS

Crónica 70
En un mundo mejor
Directora: Susanne Bier


Coordinó la tertulia Olga, quien en su introducción destacó que el film hace un tratamiento de la violencia en paralelo entre los dos mundos: el occidental y Africa. Comentó que la agresividad es constitutiva del ser humano y que es necesario ceder en la agresividad para socializarse. En relación a los dos niños destacó que el protagonista no tiene armas para defenderse y el huérfano ha decidido no hablar. Desde su punto de vista la escena de la bofetada, es una de las escenas de mayor violencia de la película. Recomendó la lectura de La cena, un texto de Herman Koch, cuya trama tiene similitud con la película de Susanne Bier, en el punto en que dos adolescentes están involucrados en un acto de violencia grave.

Otro de los tertulianos argumentó que la película le había conmovido por su enorme sensibilidad e inteligencia para adentrarnos en la vida humana, siendo la agresividad y la soledad los dos temas más tratados, considerando que la agresividad va en detrimento, mientras que la soledad forma más parte de la vida cotidiana.
Ante esto último, no pocos de los presentes reaccionaron expresando su disconformidad. Se manifestó que vivimos en un mundo muy violento, plagado de guerras, dictaduras horrorosas, siendo en Africa donde la violencia es más visible y en Europa el carácter de la violencia es más implícito, a veces es más fuerte porque uno no sabe cómo reaccionar.

Otro de los presentes dijo que la película trata cuatro focos de violencia: el acoso escolar, el matonismo de barrio, el justiciero huérfano y la guerra. Se remarcó que la agresión a Sofus no lleva aparejado la expulsión del chaval que comete tal acto.
Se diferenció la agresividad de la violencia, argumentando que tanto la violencia como la agresividad son intrínsecas al ser humano, siendo la violencia el pasaje al acto. Se destacó también la escena del colegio, donde se muestra la actitud laxa de las autoridades, quienes dimiten de su responsabilidad.
 
El niño huérfano suscitó varios comentarios. Se dijo que está lleno de rabia por la muerte de su madre y no ha habido palabras para ese niño. El niño no puede hacer el duelo, acusando a su padre de la muerte de su madre. El padre a su vez por su propia culpa se queda mudo, sin palabras ante su hijo.
Se ve en los dos niños el efecto de los dramas familiares. Teniendo en cuenta que todos los actos tienen consecuencias, se destacó que el acto del padre no es sin consecuencias para los adolescentes, intentando librarlos de la violencia, los incita a que ejerzan justicia por sus propios medios. Estos niños están enfrentados a la dicotomía entre la realidad que están viviendo y lo que los padres les enseñan.

Se comparó este film con Matar a un ruiseñor, film americano de los años 60 donde el contrapunto es la discriminación racial, esos niños que tienen relación con un loco, evocan a estos otros niños de la película de Bier, siendo muy notable la falta de palabras en la película danesa. Se muestra muy bien, la soledad, el dolor, el no acogimiento por parte de los adultos.

El desarrollo de la conversación suscitó una serie de preguntas, tales como si es posible un mundo mejor sin violencia, cómo ser padre. Se planteó que no es posible un mundo mejor sin educación. Aunque no sólo es la educación la que nos salvará de la violencia, para que el mundo cambie es necesario conocer el interior de uno mismo para poder enfrentar los problemas exteriores.
Surgió el interrogante acerca de cómo educar la violencia, cómo se enseña. Hay gente que no puede aprender. Se adujo que la sociedad actual occidental, niega la violencia. Desde quitar el lobo en el famoso cuento de Caperucita roja, a no enseñarles a los niños que hay pérdidas. Hay negación de la violencia y ese es el principio del problema.

En relación al padre del protagonista se hicieron varios comentarios. Es un padre ausente, no está presente cuando su hijo lo necesita, pero salva al otro niño. No soporta el grado de barbarie imperante en el centro de refugiados cuando le abren el vientre a las embarazadas y entrega a Big man. Entre dejarse abofetear por el mecánico y entregar a Big man, existen grados intermedios.

Otro de los concurrentes disconforme con el film, manifestó que esta película no tiene rasgos estilísticos propios y que películas como Diario de un escándalo, Babel, Poetry y esta misma podrían estar hechos por el mismo director. Esta película sería un artefacto como arte, hecho para una masa, ya que todos digerimos la misma comida o usamos tejanos. Resaltó la buena actuación, pero considera que el film llega a una resolución banal. En cuanto a la música es bonita, pero reiterativa. Asimismo otra tertuliana manifestó que el argumento de la película no es coherente, no tiene lógica nada de lo que ocurre.

Se resaltó la primera y última escena de la película, en el comienzo unos niños corriendo en Africa, reflejan el mundo de la inocencia y la escena final, donde nuevamente vemos a los niños corriendo, reflejando esperanza.
Las dos horas de tertulia transcurrieron muy animadas, con mucho público, a pesar de ser el comienzo de la semana santa.
Hasta la próxima.

Mirta García Iglesias

71ª Tertulia

Por O Montón - 24 de Abril, 2011, 12:25, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine

"El Séptimo"

(Abierta a todos los interesados el tercer viernes de cada mes)

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

71ª TERTULIA:

Día 20 de Mayo, viernes.

A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

PELICULA: "Rompecabezas" de Natalia Smirnoff.

Moderación: Mirta García

Coordinación: Olga Montón

Comisión:

-     Pilar Berbén

-     Carmen Cuñat

-     Mercedes de Francisco

-     Mirta García

-     Marta Mora

-     Graciela Sobral

Correo: olgamonton@terra.es

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

"En un mundo mejor"

Por O Montón - 10 de Abril, 2011, 20:18, Categoría: Comentarios 9 Temporada

“Hævnen”. De Susanne Bier. 2010

¿Es educable la violencia intrínseca del ser humano? ¿Hay diferencias entre los llamados “primer y tercer” mundo?

La película danesa ha sido traducida como “En un mundo mejor” en realidad en danés el título significa “Venganza”. Es ganadora del Oscar y el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa 2010. Dirigida por Susanne Bier y con un gran reparto destacan Mikael Persbrandt, Trine Dyrholm, Ulrich Thomsen, Markus Rygaard y William Johnk Nielsen.

Susanne Bier es una de las grandes realizadoras del cine europeo y cuenta con trabajos excepcionales como "Brothers” (Hermanos) (que la consagró a nivel internacional y fue objeto de un remake en Hollywood), la imprescindible "Después de la boda" (nominada al Óscar a la mejor película extranjera) y "Cosas que perdí en el fuego", supuso su debut en el cine de Hollywood, y la protagonizaron Halle Berry y Benicio del Toro.

La película se desarrolla entre un campo de refugiados en África y la cotidianidad de una ciudad danesa de provincias. Las vidas de dos familias se entrecruzan y nace una extraordinaria, aunque arriesgada amistad entre sus hijos.

Pero sobretodo es una reflexión sobre la violencia expuesta paralelamente en ambos ambientes. En dos mundos tan distintos pero que tienen en común la presencia del ser humano, aquel que no está libre de sentir odio, frustración, venganza, e impotencia ante la agresión mas aleatoria o mas calculada.

Vemos como la violencia está presente en la escuela de igual manera que en otros ámbitos: familia, calle, eventos deportivos, etc. Pero lo importante es comprender la lógica particular de esos fenómenos tomados uno por uno. En nuestro caso no es lo mismo el joven huérfano que el maltratado.

Es en el caso del acoso escolar, donde la violencia se centra en un alumno determinado, elegido por el matón como chivo expiatorio, de sus propias debilidades. Tenemos al protagonista que no sabe cómo enfrentarse al matón, no tiene recursos y al llegar a casa la madre le abraza y le hace bromas, pero él la aparta y le dice: “déjame en paz, déjame tranquilo, te odio” las bromas que servían de pequeño no sirven ahora. La odia porque ella no tiene la respuesta que él necesita. Es un llamado al padre que además de ausente, por estar en África, no está presente en lo simbólico. Lo que parece dar cuenta de los problemas de pareja entre sus padres. ¿Será suficiente la llegada de este padre “pacifista-integrista”? No parece. Aunque también se ve sometido a la violencia caprichosa él pone la otra mejilla y dice: “el idiota e ignorante es el que pega, no le tengo miedo”, un acto que traerá consecuencias para su hijo. La amistad de este joven con un nuevo alumno, que le defiende usando él mismo la violencia,  le hace entrar en una vía que le lleva a lo peor. Este padre tan entregado a salvar otras vidas no parece capaz de ayudar a su propio hijo. ¿Podemos pensar que el padre es realmente pacifista, o siempre hay un límite en el que cualquiera puede justificarla?

 

Por otro lado la relación del huérfano con su padre, sin palabras de duelo, sin un gesto de amor, un abrazo, sintiéndose tan dolorido que culpa al padre de la muerte de la madre. Pero que en realidad es el joven el que toma la decisión, ante el padre que le dice que se siente orgulloso de él y que pueden hablar, responde: “No hace falta que digas nada, papá. Déjalo, no lo hagas por mi”. Cuando falta lo simbólico se pasa al acto. Este chico no quiere poner palabras al sufrimiento que siente y queda abandonado por parte del padre, que soporta su propio dolor y confiesa a su propia madre, la abuela, “no sé qué hacer. Eva dijo que me odiaría. Al final fue cruel, brutal. Y ahora no se qué hacer para arreglarlo. Él es mi pequeño” mientras llora desconsolado. Esta también es la dificultad de los padres para abordar la trasformación de sus hijos, ya no es “el pequeño” y no sabe tratarlo. La violencia está ahí, y se ejerce contra otros o contra sí mismo.

 

Esa impotencia tiene su reflejo en el campo de refugiados de África donde sus habitantes se ven confrontados al capricho de un otro feroz y violento. Pero que llegado el momento también son capaces de ejercerla. ¿Es justificado? ¿Se puede mantener la posición pacifista en este entorno? Mientras los niños, rodeados de ese ambiente ¿parecen más felices con sus juegos?

 

Estas y otras preguntas surgen al ver esta película tan polémica.

 

La adolescencia es una época especialmente portadora de dolor del ser, siendo la forma sintomática la respuesta del surgimiento de lo real. Este real se entiende como un empuje hormonal en el sentido de la libido, pero marcado por el lenguaje, no como algo biológico, por eso provoca angustia. Así el adolescente se atormenta en el cuerpo y en los pensamientos y por ello siente vergüenza, no consiguiendo traducirlo en palabras. Esto indecible es lo que el psicoanálisis puede esclarecer, dándole la oportunidad de saber inventar su propia respuesta. Es difícil para algunos jóvenes nombrarse a ellos mismos, traducir en palabras el enigma de su existencia y construirse una identidad distinta de la de sus padres, tejiendo su propia historia singular.

 

Nos vemos el próximo viernes 15 en el café Isadora, a las 18 h. C/ Divino Pastor 14.

 

Olga Montón

 

Moderación: Olga Montón. Coordinación: Olga Montón. Equipo: Pilar Berbén, Carmen Cuñat, Mercedes de Francisco, Mirta García, Marta Mora, Graciela Sobral.

 

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Correo: olgamonton@terra.es

 

 

 

El Blog

Alojado en
ZoomBlog