Febrero del 2011

69ª Tertulia

Por O Montón - 28 de Febrero, 2011, 11:09, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine

"El Séptimo"

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

69ª TERTULIA:

Día 18 de Marzo, viernes.

A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

"Cisne Negro" de Darren Aronofsky.

Modera:

-Pilar Berbén

Coordinación:

-Olga Montón

Comisión:

-Pilar Berbén

-Carmen Cuñat

-Mercedes de Francisco

-Mirta García

-Marta Mora

-Graciela Sobral

Correo:elseptimo@egrupos.net

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Auspiciado por la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis. Sede de Madrid

La red social

Por O Montón - 23 de Febrero, 2011, 13:30, Categoría: Comentarios 9 Temporada

“LA RED SOCIAL”

De David Fincher

Por Olga Montón

En “La red social”, el director David Fincher y el guionista Aaron Sorkin exploran el momento de la invención de Facebook, el fenómeno social más revolucionario del nuevo siglo. El director de “El club de la lucha”, “Seven” o Zodiac aborda un tema que define una década y hace un retrato generacional preciso encabezado por Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), creador de Facebook. El cual traslada la siempre elitista entrada en los club del campus de Harvard a la red social.

La red social sólo necesita su cuarto de hora inicial para presentar de una manera brillante las tres líneas argumentales principales que se irán alternando a la largo de la película a base de saltos temporales: El desarrollo de ese invento (Facebook) y los dos pleitos judiciales a los que se enfrenta su creador. En uno de ellos vemos como demandante a Eduardo Saverin (Andrew Garfield) y en el otro a los hermanos Winklevoss (Armie Hammer) junto a su fiel lacayo Dyvia Narendra (Max Minghella).

No parece que la idea nazca desinteresadamente de su protagonista. Más allá de la veracidad biográfica queda patente que los sujetos algo tienen que hacer con la pulsión. Mejor crear facebook que sacar las armas, en esa sociedad donde se refleja de manera salvaje el capitalismo más voraz. Es arrogante, si, pero su enfrentamiento a los poderes establecidos, representados por los gemelos Winklevoss, tan “aristocráticos” y de buena familia, le lleva a ganar la batalla con la premisa de crear su propio club ante la imposibilidad de entrar en los de Harvard.

La película nos puede invitar a muy diversas reflexiones. Desde lo que implica para cualquiera de nosotros el participar o no en las redes sociales y qué es lo que verdaderamente se satisface en el sujeto que entra y participa en la red, hasta pensar la película cómo una indagación sobre el propio proceso del “creador” de Facebook.

En el primer punto podemos advertir cómo Facebook ha capturado el goce de ver y ser visto, el juego del deseo de ser admitido, de pertenecer a una comunidad y sentir que eres alguien para el otro. Todo ello con la presunta “protección” de la pantalla digital que te hace creer que das la mejor versión de ti mismo y que el otro lo admira y reconoce.

Además nos hace reflexionar sobre la potencia extrañamente adictiva del juego del escondite: te enseño-no te enseño, te invito-no te invito.

Si ponemos el foco en el relato sobre el proceso del “creador” nos surgen infinidad de puntos de mirada: la polémica que viene arrastrada desde Platón sobre si las ideas tienen dueño o pertenecen al mundo de las ideas esperando a que alguien las materialice, la posición masculina localizando como fálica el conseguir más y más de lo cuantitativo y erotizando la relación con la máquina y las batallas, la paradoja capitalista de  presunta transparencia en la comunicación frente a la opacidad real del dinero, la propia metáfora de Facebook en su creación al poner en juego la exclusión/inclusión en el propio proceso de lealtades y deslealtades con el amigo. En fin un nutrido conjunto de luciérnagas que pueden orientar nuestro debate en el encuentro cara a cara de nuestra tertulia en Isadora.

 

Os esperamos el próximo viernes 18 a las 18h en el Café Isadora. Llevar vuestro perfil in-corporado.

Olga Montón

 

 

Crónica 67

Por Pilar Berben - 14 de Febrero, 2011, 11:34, Categoría: CRÓNICAS

Crónica 67

21/01/2011

POETRY (POESÍA)

 

Por Pilar Berbén

 

Coordinó esta tertulia Graciela Sobral, dándonos algunos datos interesantes tanto de su director, Lee Chang-dong como de la película que obtuvo el premio al mejor guión en el pasado festival de Cannes.

 

Este es el quinto largometraje de Chandong que en 2002 hasta 2005 fue nombrado ministro de Cultura en Corea del Sur, siendo en la actualidad profesor de Dirección y Guión en la Universidad Nacional de las Artes de Corea.

 

La asistencia y participación en el debate fue amplia y variada. A la mayoría les gustó mucho este films dramático, impresionando su gran belleza y la profundidad de su guión, que nos habla de temas importantes como la violencia,  el choque entre dos mundos, el de la protagonista y el de su nieto;  donde la muerte es mostrada de distintas maneras: el suicidio de una joven, la muerte de la protagonista, la muerte de las palabras por una  enfermedad....  

 

La fotografía con esos colores y paisajes maravillosos, el sonido ambiental, todo en la película es un homenaje a su título, es pura poesía, que se muestra continuamente por su detenimiento en las cosas pequeñas y sencillas, como en la escena donde Jung-hee (Mija) pasea por un campo para buscar a la madre de Heejin, a la que debe comunicarle un acuerdo vergonzoso… Pasea, en el camino coge una fruta caída de un árbol, decide probarla, disfrutar de su sabor. Toma nota para escribir un poema. Cuando encuentra a la madre conversa con ella y le dice: “Es una verdadera bendición pasear entre tanta belleza”. Se marcha y la cámara se encarga de mostrar el horror en su rostro al darse cuenta que ha olvidado darle el mensaje de los padres.

 

Tanto la  primera escena, donde el río fluye y traslada el cuerpo sin vida de Heejin, recordando a la bella Ofelia, como otra donde se muestra a la madre totalmente enloquecida ante la muerte de su hija, ya sentimos como el dolor está presente en esta película y que los seres más desvalidos son sus principales víctimas.

 

Se hicieron varias reflexiones sobre los actos de los que nadie se hace responsable.  El colegio ¿Qué hace?  No se hace cargo de nada.  Los padres no manifiestan ningún dolor por lo que ha sufrido la niña. Tapan la falta, resolviéndola con dinero. La madre del adolescente está ausente, del padre ni se habla.  Pareciera un mundo de autistas si no fuera porque el director con el personaje de Mija parece que nos quiere decir que todo en este mundo no está perdido, también hay actos de bondad y justicia. Ella que está descubriendo la poesía, aprendiendo a  observar  la vida diaria  como un niño que mira  el  mundo por primera vez,  que se enfrenta a una realidad mucho más dura de lo que nunca pudo imaginar, se responsabiliza y  zarandea a su nieto preguntándole: ¿Por qué? ¿Por qué? Sin obtener respuesta. Trabaja para él, viven en la misma casa, pero entre ellos se abre un gran abismo infranqueable.

 

Siguen las preguntas ¿Son así todos los adolescentes en Corea?  ¿Cómo es posible esto, cuando los alumnos coreanos son los segundos en el informe PISA? En este mundo de la globalización, ¿A los adolescentes sólo les interesa  comer, dormir, el móvil….?

 

La descripción de la sociedad coreana de estos tiempos donde parece que lo importante es el materialismo, no perder tiempo, hacer todo rápido, rápido, está bien dibujada en las decisiones de los padres: “Hay que resolver esto.” Y la solución al problema es mercantil para no destrozar el futuro de sus hijos. Es tremendo escuchar esto.

 

Hubo diferentes comentarios en cuanto a la secuencia de regreso de la protagonista a su antiguo empleo para cumplir con el deseo del anciano, para unos ella vuelve porque él le dice: “antes de morir quiero sentirme un hombre por última vez”, ¿Quiso ser ella mujer por última vez? También se dijo que ella vuelve para conseguir el dinero para lavar la culpa de su nieto y esto hace que se pierda la delicadeza del guión.

 

Alguno expuso que el excesivo metraje, un poco más de 2 horas, le hace perder interés porque a veces el tiempo de ritmo es demasiado lento y reposado, a esto se contrapone el que la creación poética es lenta y reflexiva.

 

Se destaca la buena dirección de todos los actores, la interpretación de Yun Junghee es maravillosa y  muy buena la de los personajes secundarios que dan un respiro al dramatismo del eje central.

 

Para terminar, en palabras del director “algunas películas nos ayudan a ver el mundo bajo otro prisma…” Nosotros con está hemos podido hablar de poesía, reflexionar sobre el mundo materialista,  y sin valores, donde con dinero se quiere arreglar todo y plantearnos muchas preguntas sobre la violencia, la responsabilidad y la ética de esta sociedad de nuestro tiempo.

 

Dando las gracias al café Isadora por el trato que recibimos, os esperamos la próxima tertulia el viernes 18 de febrero. 

 

 

Febrero 2011

 

 

 

 

 

 

El Blog

Alojado en
ZoomBlog