Junio del 2010

65ª Tertulia

Por O Montón - 24 de Junio, 2010, 13:55, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine

"El Séptimo"

(Abierta a todos los interesados el tercer viernes de cada mes)

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

65ª TERTULIA:

Día 15 de Octubre, viernes.

A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

PELICULA: "Madres e hijas" de Rodrigo García.

Moderación: Mirta Garcia 

Coordinación Olga Montón

Comisión:

-     Pilar Berben

-     Carmen Cuñat

-     Mercedes de Francisco

-     Mirta García

-     Marta Mora

-     Graciela Sobral

Correo: elseptimo@egrupos.net

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

Crónica 63ª

Por Marta Mora - 24 de Junio, 2010, 13:51, Categoría: CRÓNICAS

Crónica nº 63

“A propósito de Elly”.

 

 

El director iraní, Asghar Farhadi, declaró que la única posibilidad para un cine moderno, actual,  es “que haga pensar al espectador”. Objetivo conseguido, cada intervención lo demostró.

¿Por qué el novio de Elly acepta presentarse como su hermano?

¿A Elly la preferimos viva o muerta?

¿Por qué mejor muerta que viva? ¿Muerta o irresponsable?

¿Por qué no nos pareció trágica la muerte de Elli?

¿Por qué Sepide mantiene la mentira?

¿Por qué aceptan todos seguir el juego del engaño?

¿Cómo se salva uno de la culpa?

Cada uno intentó responderse…

En general, la película gustó mucho. Es la primera vez que nadie intervino para decir lo contrario. Se dijo que el director conecta muy bien los dos planos, lo subjetivo y lo político, y como la respuesta de Ahmad a Elly sobre porqué se separó: “Mas vale un final amargo que una amargura sin final” está en juego todo el tiempo.

Discutimos sobre el amor, tanto del novio de Elli como de Sepide y su marido, y nos llevó bastante tiempo. Hubo quien opinó que al novio de Elly solo le importa su honor y por ello, saber si aceptó ir o se opuso. Otros respondieron que la amaba, que la necesitaba. Otra intervención apuntó, sin saber a que tipo de amor correspondía, si A, B o C, que había que tener cuidado con ese tipo de amor que puede llevar a las mujeres al maltrato y a la muerte y que habría que salvarse de ese amor. Que parecía más un amor del tipo C, se amaba más a él mismo, aunque fue lo que menos le interesó de la película, su visión tenía más que ver con la influencia de la religión y como ante una muerte, se ensucia una vida para que no se sepa nada.

Se comentaron los riesgos de una mirada occidental, europea, sobre una sociedad oriental, la iraní, regida en lo social por la sharia, el continuo ir y venir de los conflictos morales y  como la moral cambia de tono según las culturas.

Se mencionó la frase de Lacan, “la única cosa de la que se puede ser culpable es de haber cedido en su deseo”

Sepide lo muestra, tal vez ella buscara a través de su empuje y dominio de Elly, una liberación que ella no tenía”. Sepide ejercía un poder sobre el grupo, “a ella le piden todos, todo” dice el marido, un poder que trastabilla cuando cede a su deseo, cuando desaparece ante los hombres, ella ya no puede sostenerse. Cuidado con el bien para otros, como se muestra, puede ser trágico para las dos. El marido le dice “Si dices que sabías te va a matar” y cede y no dice la verdad.

Se planteó que la película tiene como eje la condición humana, al ser, a la culpa que vertebra toda la película, hay influencias sociales, pero es lo humano lo esencial.

Se apuntó la inclusión del personaje de Ahmed, alguien que regresa de Alemania, como un guiño del director que permite cierta identificación desde nuestra cultura, a lo universal. 

Luego de muchos “ires y venires”, alguien intervino para cuestionar que se dijera que había dos visiones, la europea y la oriental, enfatizó que el director mamó todo el cine europeo y americano, y lo que cuenta puede pasar en cualquier lugar del mundo, la condición humana es universal y que se nota que es un hombre de teatro, que ensayó durante dos meses con los actores y que todos están estupendos, espontáneos y naturales, incluidos los niños. Al director no parece preocuparle mucho de la censura, está hablando de sensaciones.

Alguien a quien el final le intrigó y la vio dos veces, apuntó luego de los comentarios sobre el misterio de la desaparición de Elly, que en la escena en que está volando la cometa con la niña, escena en la que planea la tragedia, Elly le dice a la niña: ”coge la cometa porque me tengo que ir”. Cuestión que abrió un interrogante más, ¿Elly se ahoga porque intenta salvar al niño o se va? ¿Se suicida o muere ahogada intentando salvar al niño?

Fue muy interesante escuchar la finura de los comentarios…alguien apuntó al detalle del inicio: la oscuridad del  túnel y la luz en el espejo retrovisor, la oscuridad al inicio y la luz al final del túnel, ante la muerte cambia la iluminación de los actores, todo se vuelve gris, en el final de la película esa secuencia del túnel se invierte, la luz al inicio y la oscuridad al final. La importancia de lo formal, de cómo se nos cuenta algo desde las imágenes.

Se comentó que la película es un thriller,  Elli es un recurso para todo el planteamiento de la película, una ausencia que es presencia, que como Hitchcock, el director la usa para distraer al espectador, para desplazar el interés del espectador para descubrir el misterio, como en Psicosis la madre…

Lo más gratificante fue escuchar a alguien decir que si no hubiera sido por nuestra tertulia se hubiera perdido esta película y nos dio las gracias.

Y nos despedimos hasta el próximo “curso”, seguiremos siendo acogidos por el Café Isadora y su gente estupenda y cinéfila a la que agradecemos mucho poder vivir el placer de comentar y reunirnos.

¡¡¡Feliz verano a todos!!!!

 

Marta Mora

"A propósito de Elly"

Por O Montón - 14 de Junio, 2010, 9:44, Categoría: Comentarios 8 Temporada

Tertulia de Cine “El Séptimo”

63ª TERTULIA: “A propósito de Elly” de Asghar FarhadiDespués de residir durante años en Alemania, Ahmad decide pasar unos días en Irán, su país natal. Sus antiguos amigos y compañeros de universidad organizan una estancia de tres días a orillas del mar Caspio. Sepideh, una mujer de carácter alegre, se ocupa de la organización. Sin consultar a los demás, ha decidido invitar a Elly, la joven maestra de su hija. El segundo día, cuando todo parecía ir de maravilla, ocurre algo y Elly desaparece. La alegría y la armonía se volatilizan. Surgen las especulaciones, los amigos se preguntan por qué se ha ido.

El director iraní, Asghar Farhadi, ha obtenido el Oso de Plata al mejor director 2009. En una entrevista afirma:”Teniendo en cuenta la madurez de los espectadores actuales, un director no puede limitarse a imponerles un conjunto de ideas preconcebidas a través de una película. La obra, más que afirmar una visión del mundo, debe convertirse en un espacio que invite al espectador a seguir una reflexión personal, dejando atrás el estatuto de consumidor para pasar al de creador de pensamientos”.

Y efectivamente te hace pensar. Disfrazando la película de una felicidad falsa e impostada y con un cambio sutil en la iluminación (de pronto se nubla, todo se vuelve gris), una planificación de repente más crispada (cámara al hombro), la violencia se desencadena. Primero en una presión psicológica para posteriormente desembocar en la agresión física al sospechar que se oculta algo (“me ha hecho que la pegue”). Desde el momento de la desaparición la muerte planea, no sabes que elegir. El director juega con el espectador, ¿está viva pero es una irresponsable, o es una heroína por intentar salvar al niño pero está muerta?. Y todo en un paisaje que se trasforma en un espacio limitado y claustrofóbico en contrapunto con el  vasto océano.

La desaparición de Elly, la intrusa que parecería que iba a ser la protagonista, replantea la trama, reorganiza la relación entre los personajes y sigue siendo la protagonista en forma de ausencia. El director utiliza a Elly como bisagra para dividir la película, para reformular el tono de un relato, que, de repente, se torna oscuro e inquietante. Todo salta por los aires.

Es una película sobre el poder de la ausencia. Sobre la capacidad de un ausente, de una presencia ausente de extraer de nosotros lo mejor y lo peor. Parece un ensayo sobre la condición humana. La incertidumbre y el pánico van dejando paso a los enjuiciamientos sobre Elly. La tensión aflora entre los personajes revelando la red de mentiras y ocultaciones que la desaparición de Elly saca a la luz.

La desaparición de Elly, aparte de suponer una lección magistral sobre cómo alargar el sentimiento de angustia, va a marcar un antes y un después en la vida de los personajes. Todo ello administrado con la suficiente inteligencia para permitir al público meterse de lleno en los diversos dilemas morales planteados a lo largo del proceso para hallar la verdad. El miedo trasforma a las personas. La tensión torna el amor en reproche, la culpa flagela la conciencia de Sepide y la convierte en un despojo humano, ante la estupefacta mirada de los demás, sabedora de que hay datos sobre la desaparecida que solo ella conoce y que no debe revelar. La cultura no elimina los prejuicios, y ahora que ella no está, surgen las preguntas, como en “El Ángel Exterminador” de Buñuel, los personajes parecen empujados por una fuerza que los retiene en la casa. Más que la amistad, es la desconfianza lo que los mantiene unidos, la convivencia se convierte en una condena y se lanzan la pelota de la culpa unos a otros, sobre todo cuando entra en escena el novio de Elly. Sepideh es la  encarnación de la aflicción, pero también del remordimiento y la dignidad ¿la trata de salvar de la cárcel con la mentira?. Lo que arranca como comedia desemboca en un drama existencial y una aguda  crítica social.

La ausencia de libertad de una mujer que quiere salir de una relación. Lo que la lleva a ir clandestinamente, sin decir la verdad. El director nos lleva a pensar mal de ella por no verla muerta, mejor que sea una irresponsable.

La ausencia de confianza de los hombres respecto a sus mujeres. El marido de Sepideh no la cree, hasta pegarla. Pero ella misma miente, es la enredadora, la celestina, la invita sabiendo que es ilegal y la retiene, lo que la hace sentirse culpable.

La culpa circula pero al ponerse en juego la muerte ésta pasa a segundo plano al recaer la culpa sobre Elly. No hay elaboración entre ellos y el novio ya no la quiere por trasgredir una norma. Con la muerte se entierra la verdad, “echar tierra en este asunto”, Como a los muertos y  a los ausentes.

 “A propósito de Elly” saca a la luz la representación del tejido social iraní. La película lo retrata como mucho más inestable de lo que Ahmadinejad pueda haber percibido, dado que ha pasado la censura. Dice J. A. Miller en “Cosas de finura”: “La mentira es uno de los nombres de la represión, mientras que la verdad es lo que sanciona el levantamiento de una represión”.

Os esperamos el próximo viernes 18.

Olga Montón

correo: elseptimo@egrupos.net

 

 

 

 

Crónica 62

Por Pilar Berbén - 3 de Junio, 2010, 11:32, Categoría: CRÓNICAS

CRÓNICA Nº 62 “WELCOME”

 

La impresión general es que estamos ante una película bien hecha y bien contada. La historia sobre el drama de la inmigración en Europa. Aunque no la podemos considerar como una gran película y en ese sentido se comento que, gracias a esta tertulia  –como pasa con otras películas-  algunas personas habían ido a verla.

 

A la mayoría le resulto muy duro e incluso le conmovió enfrentarse a una historia que está basada en hechos reales, presentando el problema de la inmigración sin blandenguerías ni paños calientes. En este sentido, se la calificó de “terriblemente hermosa”, aunque como en la mayoría de los debates también hubo quien pensaba de forma totalmente diferente y este guión le dejo “frío e indiferente”, por la poca calidad del documental que estaba “lleno de buenas intenciones”. El razonamiento de estas reflexiones es  que no era muy creíble que el que nunca se  comprometía con nada,  de golpe se transforma y pasa al otro extremo....

 

A medida que avanza la película y se intuye el fatal desenlace, algunos nos identificamos con el joven Bilal de tal manera que se expreso el pensamiento de persuadirlo para que no cruce nadando el Canal y ya que Simón está cometiendo “ilegalidades” por tenerlo en casa ¿Por qué no meterlo  en el coche y pasarlo a Inglaterra? .....

 

Todos los actores,  tanto los profesionales como los que no lo son están bien dirigidos y lo hacen muy bien. El profesor de natación, Simón está bien elegido, toda su persona nos muestra la melancolía en que está sumido, con un duelo ni siquiera empezado por la separación con su mujer. Se dijo que era un padre que busca a un hijo, y se juega su seguridad personal, pero en lo que más se insistió fue que, en realidad, no es un abanderado de una ONG,  lo que el guión transmite es un punto subjetivo que le hace reflexionar y tomar decisiones, actuando como nunca hasta entonces lo había hecho y prueba de ello es la escena en el supermercado. Su ex mujer le dice: “Me enferma tu apatía”.

 Es evidente que cuando el chico le da sus motivos de porqué quiere cruzar el canal, algo le hace reflexionar y le mueve por dentro. Hay una frase lapidaria que le dice a su ex mujer: “Él es capaz de cruzar a nado por amor... y yo no cruce ni la calle para detenerte.”

 Lo que hará el chico por amor es la reflexión que le hace transformarse y es su propia ex mujer quien le dice después que no quiere verlo preso. 

 

Aunque es una película de hombres se hace una  pequeña reflexión sobre las mujeres de está película, concretamente la chica de Londres (la amada) Ella está legal, pero no hace nada por dar una solución a sus problemas. El mundo islámico, sus costumbres traídas a occidente y esa obediencia ciega a la ley del padre que no la permite ni hablar por teléfono. Ella no hace nada, es la ley del padre lo que se lo impide.

 

Cabe destacar que las intervenciones  y el debate tomaron un sesgo político porque el tema invitaba a ello y, en este sentido, se comentó que a la mayoría le había sorprendido que en Francia, el país de la democracia y la libertad existiera esta Ley que penaliza poder ayudar a un ilegal; que te metan en la cárcel por dejar dormir o por llevar en el coche a un ilegal ...... Nos costaba creerlo....

 

También se puntualizó que hace  algún tiempo surgió  un globo sonda para hacer una Ley similar en España, pero no prosperó, porque las organizaciones que se dedican al cuidado de los emigrantes dijeron que llamarían a la desobediencia civil.

 

Hablamos mucho de la política de emigrantes, sus problemas y que, aunque la película es dura, la realidad es mucho más dura y de difícil solución. Esto está pasando y miramos para otro lado. En España no tenemos esa ley, pero los centros de detención son espantosos y el único delito que han cometido todas las personas que están allí es que no tienen papeles. Es la forma que tenemos de decirles: “usted quédese donde está”,  pero la TV ha llegado al último rincón de la tierra y el estado de bienestar también lo quieren para ellos.

 

La emigración es dura, las personas dejan todo: costumbres cultura, familia. Están en la soledad absoluta e incluso incomunicados porque muchos ni siquiera hablan el mismo idioma. Bien, pues a  todo esto hay que añadir las dificultades que tiene una persona para entran en un país. Es una especie de terrorismo o dictadura, aunque no sea con las armas.

 

Algunas intervenciones fueron en el sentido de que a veces es difícil aceptar las diferencias, cualquier otro puede ser un extranjero, siempre que hay diferencias en las costumbres, incluso a veces es difícil convivir con el vecino que tenemos al lado de nuestra casa, pero también estas misma diferencias sirven para beneficiarnos, para aprender cosas nuevas.

 

En torno a este giro político se habló de cómo el primer mundo siempre a vivido de explotar al resto del mundo; del capitalismo y los mercados;  de  globalización, pero no para las personas; de la sorpresa ante la rapidez de los cambios, cómo un rumor hace que la bolsa baje en un  día 14%; de si hay soluciones o no para estos problemas tan complejos y, en definitiva, se dejó la puerta abierta a la esperanza en el sentido de que el malestar y la miseria no nos pueden dejar indiferentes y a pesar de que hoy no sabemos con qué nos encontraremos mañana, en este mundo cambiante y convulso,  y aunque no hay soluciones fáciles, siempre hay que estar abiertos y no aceptar  “la  única salida”, hay que buscar otra manera. Frente al dinamismo global está la dimensión singular de cada uno. Hay muchas salidas singulares, no hay que conformarse y, al menos, mantener la mente abierta para no estar indiferentes ni ajenos a lo que pasa en el mundo y a las injusticias que se van produciendo a nuestro alrededor. ....

 

Pilar Berbén

 

 

 

 

Mayo 2010

63ª Tertulia

Por O Montón - 3 de Junio, 2010, 11:29, Categoría: TERTULIAS

Tertulia de Cine

"El Séptimo"

(Abierta a todos los interesados el tercer viernes de cada mes)

UNA MIRADA ANALÍTICA DEL CINE

Coloquio sobre Cine y Psicoanálisis

63ª TERTULIA:

Día 18 de Junio, viernes.

A las 18 h.

Café ISADORA. C/ Divino Pastor, 14.

PELICULA: "A propósito de Elly".

Moderación: Olga Montón

Coordinación Olga Montón

Comisión:

-     Pilar Berben

-     Carmen Cuñat

-     Mercedes de Francisco

-     Mirta García

-     Marta Mora

-     Graciela Sobral

Correo: elseptimo@egrupos.net

http://elseptimo.zoomblog.com/cat/0

El Blog

Alojado en
ZoomBlog